Escape to paradise

Jacusso nos trae una película llena de frescura, aun albergando notables dosis de crítica social y política

Escape to paradise: Un paraíso lluvioso

En su tercer largometraje, Nino Jacusso se compromete con el tiempo que le ha tocado vivir plasmando la dramática situación de una familia kurda que pide asilo político en Suiza. Enfocando una historia extraída de la realidad más cotidiana, Escape to paradise apuesta por la naturalidad del real acting para llegar al espectador de la forma más directa. La dramática historia de la familia Karadag marca el ritmo del filme, guiado por la música tradicional del Kurdistán, que se completa con la mirada al pasado, mediante flashbacks que asfixian la memoria de los protagonistas.

La emoción de la nobleza

Jacusso se aleja del tremendismo y apela a la emoción que despierta la nobleza de unos personajes que sufren sin aspavientos. El planteamiento de Jacusso se enriquece con las posibilidades que le otorga la ficción. Así, alejado de la sobriedad informativa de La espalda del mundo (Javier Corcuera, 2000), Escape to paradise está llena de frescura, aun albergando notables dosis de crítica social y política.

- Anuncio -

Planos que indagan en las heridas

Desde el mismo arranque, los primeros planos temblones de la cara de Düzgün Ayhan (Concha de Plata en el pasado Festival de San Sebastián, que no pudo recoger por problemas con el visado) anticipan una indagación en los motivos de sus cicatrices.

Naturalidad de actores no profesionales

Gracias a la ironía del inteligente guión y a la naturalidad de los actores no profesionales, el espectador se involucra, incapaz de no responder a esas miradas a la cámara que transmiten el dolor lleno de dignidad de los protagonistas.


Escape to paradise (2001)

País: Suiza Dirección y Guión: Nino Jacusso Fotografía: Daniel Leippert Música: Pedro Haldemann, Ben Jeger Intérpretes: Düzgün Ayhan, Fidan Firat, Asret Yeniyol, Onur Vurucu, Gizem Ayhan, Kazimet Firat