· Especiales | Estreno 28 de febrero de 2020.
· La película ganó el Premio del Público en el Festival de San Sebastián, algo sin duda muy valioso. Aunque tiene momentos muy di­vertidos, toca un problema muy complejo de difícil so­lución.

Especiales: Dejarnos ayudar

Stephane Benhamou y Daoud Tatou son dos amigos muy diferentes de carácter y creencias, pero muy unidos por la actividad sin ánimo de lucro que realizan. Sin es­tudios especializados en psiquiatría o psicología, llevan 20 años ayudando a niños y jóvenes autistas cuyas fa­milias no saben cómo controlar. Sus métodos no son cien­tíficos, sino intuitivos, pero consiguen solucionar al­gunos problemas de convivencia que los servicios sociales no han sido capaces de gestionar.

Los directores y guionistas franceses Olivier Nakache (Suresnes, 1973) y Éric Toledano (Paris, 1971) crea­ron el mayor éxito en taquilla del cine europeo del si­glo XXI. En 2011, Intocable obtuvo 432 millones de dó­lares en la taquilla internacional con un presupuesto de menos de 10. Esta comedia presentaba un mensaje de bon­dad simple con un desarrollo de personajes bastante tos­co y maniqueo, pero eficaz. Después llegó la almibarada Samba (2014), que dejó indiferente a público y crí­tica, al igual que su última y divertidísima película: La fiesta de la vida (2017). Con Especiales han cambiado de género con un cine social basado en una historia real que, al igual que Intocable, aspira a entretener y hacer pen­sar al espectador.

«El éxito de Intocable nos permitió comprar nuestra li­bertad, que es el mayor privilegio que puede tener un crea­dor -afirma Éric Toledano-. Por eso decidimos retomar el proyecto de Especiales; pensamos que este era el mo­mento ideal, considerando, sobre todo, que cada vez es­tamos en una sociedad más egocéntrica, donde la gente está encantada de mirarse el ombligo. Frente a eso, nos parecía oportuno hacer una película sobre gen­te altruista». Olivier Nakache confirma asimismo que «ha­cer este filme fue una necesidad. Hacer cine es ofre­cer una experiencia al público y eso conlleva una gran res­ponsabilidad».

Inteligencia, humor y sensibilidad

Especiales ganó el Premio del Público en el pasado Fes­tival de Cine de San Sebastián, algo que me parece muy valioso. Aunque la película tiene momentos muy di­vertidos, toca un problema muy complejo de difícil so­lución. A priori no era una historia cómoda para el espectador, pero su visionado se hace muy atractivo al op­tar por un tono sensible e inteligente que ha brillado con cierta frecuencia en el cine francés reciente: Los mi­serables, En buenas manos, Gracias a Dios, Custodia com­partida, Polisse

Sin caer en manipulaciones sentimentales ni discursos ingenuos, Especiales es una narración veraz que se apo­ya en relatos apenas esbozados. Algunos echarán en ca­ra a los cineastas que no hayan mostrado sucesos más trá­gicos, que seguro que había en 20 años de una asociación como ésta, pero Nakache y Toledano muestran un retrato muy completo en el que no se esconden los as­pectos más dolorosos.

Uno de los pilares de la película es el enfrentamiento en­tre este grupo altruista y la burocracia administrativa que desconfía de sus métodos no profesionales y quiere ce­rrar la asociación. Conociendo la obra anterior de es­tos cineastas, era fácil presumir un enfoque partidista y exagerado, populista en el peor sentido de la palabra. Pe­ro precisamente es en ese duelo final entre héroes solidarios y funcionarios enchaquetados cuando Nakache y Toledano dan un paso adelante en su carrera con un dis­curso preciso y realista.

Esta gran historia queda perfectamente retratada con dos actores protagonistas consolidados (Vincent Cassel y Reda Kateb) y un grupo numeroso de actores jóvenes y primerizos extraordinario. Además, los cineastas fran­ceses vuelven a apoyarse en una música que emocio­na y per­mite dejar algunos espacios de tiempo necesa­rios pa­ra la reflexión del espectador. Si en Intocable acertaron de pleno con el italiano Ludovico Einaudi, en Es­peciales han sorprendido con la utilización de un te­ma pre­vio del gru­po de música alternativa germano-suizo Grand­bro­thers. La utilización de piano, percusión y música electrónica del tema central de la película (Bloodflow) es una decisión arriesgada y atinada, especialmente para el sim­bólico y encantador baile del grupo autista.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Antoine Sanier
  • Montaje: Dorian Rigal-Ansous
  • Música: Grandbrothers
  • Duración: 114 min.
  • Público adecuado: +16 años
  • Distribuidora: A Contracorriente
  • Francia (Hors normes), 2019
  • Estreno: 28.2.2020