Inicio Críticas películas Esto es la guerra

Esto es la guerra

Esto es la guerra

Esto es la guerra: Otra rubia y no legal

Reese Witherspoon trata de recuperar su cetro como reina de la comedia en un producto soso, aburrido y cero original.

Foster y Tuck son agentes semisecretos, dinámicos, valientes y sobre todo muy amigos, a pesar de sus diferencias de carácter… un día descubren que se han enamorado de la misma chica. Ninguno está dispuesto a renunciar a ella así que deciden elaborar un estricto reglamento… y que gane el mejor.

La verdad es que, mientras veía esta comedia simplona, pensaba que hace falta ser corto para -ya que tienes a tres actores fotogénicos y unos millones de dólares- no arriesgar un gramo y pisar los mismos fáciles derroteros que la comedia romántico-deshinibida pisa cada mes aproximadamente.

Sin ningún giro original, ni una línea de diálogo salvable, sin química ninguna (porque Reese ha envejecido y aquí sigue de rubia muy legal) y con un serio déficit de elegancia que brilla por su ausencia sepultada por muchos gramos de mal gusto (la sombra de Apatow, que sé que lo digo mucho, pero es la realidad) la comedia se queda en un producto absolutamente olvidable, o mejor, totalmente prescindible.

El final (porque se acaba, entre otras cosas).

No hay historia.

 

Ficha Técnica

  • Dirección: McG,
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Salir de la versión móvil