¡Esto es ritmo!: El valor educativo de la música

Durante el año 2003 la Orquesta Fi­larmónica de Berlín, dirigida por el in­glés Sir Simon Rattle, puso por obra un proyecto ambicioso, enmarcado en el ámbito de una nueva e interesante iniciativa del Zukunft­@BPhi, cuyo objetivo es acercar la música a gente de todas las edades y ambientes culturales. La conjunción de música clásica y danza es el elemento cla­ve para implicar a un grupo de jóvenes socialmente con­­flictivos y conseguir objetivos pedagógicos reales, visibles.

El ballet clásico «La Consagración de la Pri­mavera», de Igor Stravinsky, que en el mo­mento de su estreno -París, Campos Elí­seos, 1913- fue objeto de uno de los escándalos más famosos de la historia de la música, por su tono novedoso y rompedor, supone la base para este experimento. Roys­ton Mal­doom, experto coreógrafo británico, se encarga de dirigir a 250 adolescentes, conejillos de indias sin conocimientos ni in­tereses musicales y con evidentes carencias educativas.

A partir de estos elementos, y con el riesgo de lo insólito y experimental, los realizadores Sánchez Lansch y Grube, ambos documentalistas apasionados por la música, deciden plasmar cinematográficamente la ex­periencia.

La realización transciende los géneros y el re­sultado es una mezcla acertada de documental, ficción y musical. El guión se aden­tra tanto en las vivencias de los chicos como en las de Maldoom y Rattle. Tres ado­lescentes cobran protagonismo y confieren frescura y cercanía a la historia. Con un adecuado montaje, ágil y sometido internamente a la estructura rítmica impuesta por Stravinsky, se combinan equilibradamente los dos mundos que están en contraste: por un lado el trabajo de Roys­ton Maldoom preparando el ballet de los jóvenes de los suburbios, y por otro el de Rattle y los ensayos con su gran Orquesta, hasta llegar a la conjunción de ambos en un clímax artístico incomparable.

¡Esto es ritmo! es una película-documental no­vedosa, que transmite una intensa vivencia interpretativa y formativa. A través de la disciplina y la motivación, con momentos de profundas crisis, altibajos, inseguridades, se consigue la superación de cada uno de los adolescentes. El tema de la película tiene bas­tante que ver con la historia del ba­llet: «una doncella es raptada y sacrificada, y de­be bailar hasta su muerte a fin de conseguir la benevolencia de los dioses al comienzo de una nueva estación». Como di­ce Maldoom, «nos sacrificamos para que vuelva a florecer», refiriéndose a una juventud sacrificada y renovada, en este caso gracias a la catarsis de la música.

Ficha Técnica

  • País: Alemania (Rhythm Is It!, 2004)
  • Fotografía: René Dame
  • Montaje: Dirk Grau, Marcus Winterbauer
  • Música: Igor Stravisnky
  • Duración: 100 m.
  • Público adecuado: Todos
  • Distribuidora: Karma
  • Estreno en España: 04.05.2007
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete