Adam resucitado: Empanada mental

Ni los incondicionales de Paul Schrader (The Walker, Servicio de compañía) podrán aguantar esta película. La formidable empanada mental (inteligente simbolismo para algunos) del realizador de Michigan y de la novela en la que se basa Adam resucitado vuelven a conjurar el bien y el mal, el mesianismo, la sangre y alguna fantasía sexual.

Alemania, años veinte, un artista de cabaret judío (Jeff Goldblum, Life Aquatic) se burla de un cliente (Willem Dafoe, Plan oculto), quien más tarde estará al mando del campo de concentración donde acabarán el artista y su familia. El sadismo y las humillaciones, recordadas en un psiquiátrico en Israel, junto a la imposibilidad de superar aquello y las reflexiones en torno a ese hombre son de traca.

La película se llevó en la Seminci de Valladolid el premio a la mejor música, compartido, para Gabriel Yared. En el reparto, además de los mencionados Goldblum y Dafoe, encontramos intérpretes como Vasile Albinet, Idan Alterman, Moritz Bleibtreu, Veronica Ferres, Derek Jacobi, Dror Keren, Juliane Köhler, Ayelet Zurer o Hanna Laslo.

Sinopsis

En plena II Guerra Mundial, Adam, un artista de circo, se encuentra prisionero en un campo de concentración nazi, pero consigue salvar la vida gracias a un acuerdo con el ejército alemán: su papel consiste en entretener a los judíos antes de que entren en las cámaras de gas.

Ficha Técnica

  • Sebastian Edschmid
  • Sandy Saffeels
  • Gabriel Yared
  • Sherlock Films
  •  106 minutos
  • Mayores de 18 años (VX)
  • Estreno: 19.10.2012

Alemania/ EE.UU./ Israel (Adam Resurrected) 2008

Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete
Reseña
s
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.