Hasta la vista

0
546




Salvando una premisa argumental digna de las españoladas más casposas de la época del destape, esta película belga logra buenos momentos dramáticos y cómicos. ***

 Geoffrey Enthoven  Guión: Pierre De Ciercq  Fotografía: Gerd Schelfhout  Montaje: Phillippe Ravoet   Meuris y Papermouth  Intérpretes: Robrecht Vanden Thoren, Gilles de Schryver, Tom Audenaert, Isabelle de Hertogh  Distribuidora: Karma   115 minutos  

Bélgica/España. 2012. Estreno: 23/11/2012.

Vente a Málaga, Lars

Dos jóvenes belgas en silla de ruedas y un adulto ciego tienen una ilusión veraniega: hacer un viaje a Málaga sin familiares que les atiendan. Aparte del sol malacitano, lo que realmente les atrae es visitar un burdel para discapacitados.

Ésta película fue, con diferencia, lo más interesante que el Festival de Montreal aportó al último Festival de Málaga (en una colaboración inaugurada este mismo año). ¡Hasta la vista! es una película hispano-belga rodada en parte en la Costa del Sol gracias al trabajo de la productora malagueña EMedialab.

El primer plano inicial de las chicas voluptuosas corriendo en la playa te hace pensar lo peor. Pero ¡Hasta la vista! no es una película monotemática. Es más, cuando arranca el viaje a Málaga, con una enorme (física y artísticamente) Isabelle de Hertogh como piloto de una furgoneta surrealista, la película no deja de crecer. Te hace reír y pensar, dejando que los personajes abandonen el perfil de discapacitado con exceso de testosterona. Hay momentos muy brillantes por que los actores están maravillosos y los diálogos son vivos e ingeniosos.

No deja de haber una visión simplista de la prostitución, pero la película es interesante al mostrar el vacío insondable de un ser humano que tiene como gran sueño una visita a un night-club. Isabelle de Hertogh hace una función principal en su papel de espejo del alma de estos seres que se autocompadecen con demasiada frecuencia sin mirar hacia fuera.

No es una película redonda porque a la historia le faltan subir un par de peldaños de profundidad en el desenlace. Pero visualmente la película es interesante, con un estilo Dogma muy veraz y, a la vez, descomplicado. El guion y la interpretación hacen que la película interese de principio a fin.

Claudio Sánchez

Web oficial de la película