La pequeña Venecia (Shun Li y el poeta): Bellísima historia

La pequeña Venecia (Shun Li y el poeta):  Bellísima historia contada con una delicadeza y un sentido del relato admirable.

Bellísima historia contada con una delicadeza y un sentido del relato admirable. Segre cuenta su historia con un esmero que habría sido en vano con unos actores de menos talento, pero afortunadamente los tiene, son perfectos. La foto, el montaje, la música, el casting, las localizaciones son piezas que encajan sin esfuerzo en una película que viene a demostrar que para hacer un cine exquisito hace falta bien poco. Buenos, ustedes me entienden, bien mucho…

Siempre que se tenga una historia que merezca ser contada. Y la de la mujer china que conoce a un pescador de origen yugoslavo en un pequeño pueblo de pescadores junto a Venecia es de esas que no olvidas.

Sinopsis: Shun Li trabaja en una atestada fábrica textil en las afueras de Roma. Sin previo aviso, le obligan a marchar a un pueblo pesquero situado en la laguna de Venecia, para hacerse cargo del pequeño bar del puerto. Alli conoce a Bepi, un pescador eslavo al que sus amigos apodan “El Poeta”. La relación entre ambos, criticada por algunos, se convertirá en una escapada poética de la soledad, un diálogo entre dos culturas que, aunque diferentes, no son tan distantes.

Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete