Looper

 Rian Johnson  R. Johnson  Steve Yedlin  Bob Ducsay  Nathan Johnson  Bruce Willis, Joseph Gordon-Levitt, Emily Blunt, Paul Dano, Piper Perabo, Jeff Daniels, Garrett Dillahunt Aurum  119 minutos  Mayores de 18 años (VX-)

EE.UU. 2012. Estreno: 19/10/2012

Retorno al pasado, again

- Anuncio -

En 2072 los asesinatos están terminantemente prohibidos y los objetivos son enviados a través de una máquina del tiempo al pasado, al año 2042, donde existe una red de sicarios, conocidos como Loopers, que se encargan de acabar con ellos y deshacerse rápidamente de los cuerpos. Uno de los mejores Loopers es Joe (Joseph Gordon-Levitt) para quien esta profesión sólo supone un trabajo muy bien pagado. Hasta que recibe un nuevo objetivo desde el futuro: él mismo (Bruce Willis).

Lo que he puesto arriba es la descripción promocional que se completa con un lema de cartel que reza: “En­fréntate a tu futuro. Lucha por tu pasado”. La pelí­cu­la tiene un guión original, pero lo que ha escrito Rian Johnson tiene muy poco de original. Si atendemos al aluvión de cintas que casi nos sepultan con argumentos similares, el guión de Johnson está más vis­to que el ridículo tupé de Ronaldo (lo menciono por­que el protagonista de la película lo lleva).

La trayectoria del director cuenta con la prometedo­ra Brick, su opera prima de 2005 que ganó el premio es­pecial del Jurado en Sundance. Luego hizo The brothers (2008), que se vio en Donosti pero que no llegó a estrenarse en España. Y después, el piloto de Terriers (que me gustó bastante) y dos capítulos de Breaking Bad.

Johnson tiene 39 años y los tres largos que ha he­cho tienen bastantes similitudes de tratamiento. Son his­torias con un sabor de factoría indie, con el matiz pe­yorativo que supone el término factoría. Looper pue­de parecer una historia imaginativa y ocurrente, con una cierta consistencia dramática, pero en el fon­do es otro thriller tremendamente convencional que ha­ce piruetas para lograr un clímax contundente y explota sin arrobos la popularidad de un héroe de acción co­mo Bruce Willis.

Aseada, bien rodada e interpretada, la película se de­ja ver, pero poco más.

Alberto Fijo

Alberto Fijo
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor