Inicio Críticas películas Searching for Sugar Man

Searching for Sugar Man

Sin inventar la rueda, este documental cuenta una gran historia de la mejor manera posible y tiene todas las de ganar en la próxima edición de los Oscar. La cinta es candidata a mejor documental en los Oscar, y lo más probable es que se lleve la estatuilla. ****

Dirección y Guión: Malik Bendjelloul  Fotografía: Camilla Skagerstrom  Música: Rodríguez Montaje: M. Bendjelloul  Intérpretes: Steve Segerman, Dennis Coffey, Mike Theodore, Steve Rowland, Clarence Avant, Dan Dimaggio, Jerome Ferretti, Willem Möller  Distribuidora: Avalon  Duración: 97  minutos  Público adecuado: Mayores de 16 años (D)

- Anuncio -

Reino Unido. Suecia. (Searching for Sugar Man). 2012. Estreno: 22/2/2013.

En busca del Bob Dylan hispano

Sixto Rodríguez apenas vendió un puñado de ejem­plares de sus dos primeros álbumes en su país na­tal, Estados Unidos, en los años 70. Inevitablemente, su sello discográfico rompió el contrato y no se supo más de él, aunque los rumores decían que se había suicidado mientras actuaba en direc­to. Por circunstancias del azar, años después sus can­ciones llegaron a Sudáfrica y se convirtieron en auténticos símbolos del movimiento anti-apart­heid, popu­la­rizándole al mismo nivel que los Ro­lling Stones o los Beatles en ese país. Por ello, dos sudafricanos comenzaron una investigación ama­teur por su cuenta para desentrañar el miste­rio de Rodríguez.

Una simple búsqueda en Google de Sixto Rodrí­guez destriparía el enigma y haría un poco menos va­liosa la experiencia de ver este maravilloso documental. O habría que llamarle falso documental, ya que en su mayor parte recrea una bús­queda, más que documentarla. Los puristas di­rán que es tramposo, pero allá ellos.

Cierto endiosamiento

Searching for Sugar Man exige dejarse llevar por una historia que parece demasiado buena para ser cier­ta. La historia es tan buena que el director sue­co Malik Bendjelloul claramente prefiere de­jar de lado el rigor para contarla de la mejor y más emo­tiva manera posible. Tampoco se esconde que, tan­to él mismo como los protagonistas, sienten tan­ta admiración por la persona retratada que se tien­de al endiosamiento y a ocultar u optar por no mostrar aspectos de su vida que probablemen­te le harían parecer más falible y más humano.

Lo que queda, sin embargo, y aún a riesgo de in­sistir, es una buena historia, interesantísima y bien contada, sin necesidad ni ganas de inventar la rueda, ni de romper moldes en el terreno del do­cumental. Eso, y que descubre a un músico y le­trista monumental, que verdaderamente hubiese me­recido más reconocimiento en su tiempo.

La cinta es candidata a mejor documental en los Oscar, y lo más probable es que se lleve la estatuilla. Seguramente habrá alguna entre sus riva­les que trate sobre causas sociales más valiosas, pero Searching for Sugar Man está confeccionada de acuerdo al patrón que entusiasma a la Aca­demia.

Juan Claudio Matossian

Web oficial de la película