Inicio Críticas películas The host (La huésped)

The host (La huésped)

Stephanie Meyer vuelve a asomarse a la pantalla grande con otra historia de amor imposible jugado a cuatro bandas. **½

- Anuncio -

Andrew Niccol   Roberto Schaefer  Montaje: Thomas J. Nordberg  Música: Antonio Pinto   Saoirse Ronan, Jake Abel, Max Irons, William Hurt, Diane Kruger, Frances Fisher  Distribuidora: DeAPlaneta  125 minutos  Mayores de 16 años (SX-)

EE.UU. (The host). 2013. Estreno: 22/3/2013.

Romances alienígenas

Después de Crepúsculo Stephanie Meyer escribió The host. Dice la popular mormona que la historia se le ocurrió mientras hacía un viaje  por el desierto que se extiende desde Phoenix hasta Salt Lake City. Lo que le vino a la cabeza es lo que ocurriría si en un mismo cuerpo convivieran dos personas diferentes. A partir de esa idea, inventó una invasión de alienígenas que ocupan, en principio de forma pacífica, los cuerpos de los humanos. Melanie es una joven que no está dispuesta a dejarse conquistar por ninguna extraterrestre, entre otras cosas porque está enamorada y tiene que cuidar a su hermano pequeño.

El argumento de The host remite directamente a La invasión de los ladrones de cuerpos pero, tratándose de Meyer, el foco de atención cae pronto en la vertiente romántica de la historia. Otro triángulo amoroso… o, mejor dicho, cuadrilátero.

A pesar de que tras la sala de mandos está Andrew Niccol (Gattaca, In time), un experto en el cine de ciencia ficción, se nota que Meyer ha seguido de cerca el proceso. «Parece una auténtica productora», señala Niccol en lo que, se supone, es un halago, pero que me imagino que habrá causado más de un dolor de cabeza para todo aquel que quisiera hacer algo más que un producto comercial que aprovechara el éxito de Crepúsculo.

En The host encontramos los mismos diálogos empalagosos que escuchamos a los vampiros, el mismo tono sentimentaloide, las mismas caídas de ritmo e incluso escenas similares. La única diferencia es que el reparto tiene aquí un nivel que no tenía en la saga anterior. Saoirse Ronan, a pesar de su juventud, es una buena actriz (como ya demostró en Expiación o incluso en la floja Hanna), Diane Kruger hace el peor papel de su carrera… pero sabe interpretar y William Hurt sigue siendo uno de los grandes.

Así que, dentro del subproducto, la diferencia entre Crepúsculo y The host es la misma que entre Saoirse Ronan y Kristen Stewart: casi infinita.

Ana Sánchez de la Nieta

Web oficial de la película