I Feel Good: Retrato de un músico

I Feel Good, nombre de una célebre canción de James Brown, ha sido escogido de título para un original biopic del genial cantante negro, de su nacimiento en la más absoluta pobreza en un barrio mísero de Barnwell (Carolina del Sur), a su muerte en Atlanta en 2006; contando como su fuerza y su osadía crearon nuevos caminos en el mundo del espectáculo.

I Feel Good arranca con la narración novelada de un incidente ocurrido en 1988 que provocó su detención: James Brown bajo los efectos de drogas, fusil en mano, interrumpe una reunión de trabajo, aterroriza a los presentes y comienza a contarles su vida. Fue el momento en que, humanamente, tocó fondo. A partir de ahí volvió a reinventarse.

La película está compuesta de numerosos flashes back que siguen un doble esquema, una narración cronológica basada en los grandes momentos de su vida, aquellos en los que ganó los apodos de Soul Brother Number One, Mr. Dynamite, The Hardest-Working Man in Show Business, Minister of The New Super-Heavy Funk, The Godfather of Soul; y una narración más íntima, que ilustra los momentos que más le marcaron afectivamente: la miseria en su infancia, la separación de su madre, el encuentro con la música, su único consuelo en medio del horror… en todo momento Brown es el narrador, siempre habla al público, también en medio de una reconstrucción de un concierto en los años cincuenta, y de una manera u otra desvela su alma.

Se trata de una apuesta arriesgada, pero es el reconocimiento de que James Brown no cabe en una cinta convencional. I feel good explica quién fue Brown, aunque no cuenta todo lo que hizo -evita mostrar, aunque no los ignore, los aspectos sórdidos de su vida-, y destaca el fuego interior. Para ello cuenta con Chadwick Boseman, auténtica reencarnación de Brown, canta, baila, reproduce los gestos de Brown, logra que el espectador se mantenga en tensión toda la película, tanto si conoce al músico como si no; actor a quien Taylor, consciente de lo que tiene, no deja un minuto.

Otros biopics están más pendientes de las reconstrucciones históricas, de los grandes momentos en los que tuvo un papel protagonista, etc.; éste ha elegido no contar una biografía, sino hacer un retrato. Si a Jamie Foxx le dieron un Oscar por Ray, Boseman debería llevarse dos.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Stephen Goldblatt
  • Montaje: Michael McCusker
  • Música: Thomas Newman
  • Duración: 138 min
  • Distribuidora: Universal
  • Público adecuado: +16 años (SD)

I feel good (Get on up). Estados Unidos. Estreno en España: 12/12/2014

Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete
Reseña
s
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.