Flores negras: Espionaje made in Spain

En los últimos años se ha podido observar un fenómeno en la nueva hornada de directores españoles que les distingue decididamente de sus antecesores: se atreven por fin con el cine de género. Balagueró, Amenabar o Bayona apostaron por el terror y la taquilla les respaldó. Ahora el catalán David Carreras (Hipnos) nos propone una incursión en el cine de espías en su sentido más clásico en pleno siglo XXI. El riesgo tomado por Carreras a la hora de embarcarse en tal empresa es digno de aplaudir, y desde luego constituye una buena noticia para el panorama cinematográfico español, aunque no sea argumento suficiente para que haya que ser condescendiente con la película. Flores rotas tiene un diseño de producción muy cuidado, pero la historia que presenta es demasiado insulsa, no tiene casi gancho y además carece alarmantemente de ritmo.

Dado que la cinta es una coproducción europea, la trama traspasa las fronteras españolas para situarnos ante personajes, localizaciones y situaciones de los de toda la vida en este género: dos espías de la RFA, Michael Roddick (Tobias Moretti) y Peter (Eduard Fernández), tienen como última misión la tarea de recobrar una lista con nombres de otros agentes secretos. La operación sin embargo sale mal, muere una confidente por su culpa y son expulsados del servicio secreto alemán. Roddick, buscando expiarse, huye a Barcelona llevándose consigo a la hija de la confidente, a la que adopta. Veinte años después unos antiguos compañeros reaparecerán para pedirle cuentas por aquella operación.

La historia es bastante tópica, pero ese no es ni mucho menos su principal defecto. Lo que más lastra a la película es un guion que se empeña en explotar y estirar una intriga demasiado simple y carente de interés, dejando muy de lado a los personajes y su desarrollo. El único componente emocional que se puede rascar en las casi dos horas de metraje es la relación que une al padre adoptivo y a la hija, la cual no sabe que aquel estuvo implicado en la muerte de su madre. Pero hasta eso está explorado de una manera muy convencional y superficial. Lo más reseñable realmente es el acabado formal, con una estética y puesta en escena muy cuidadas que logran crear una atmósfera muy acorde con el tono del filme.Frank Gutiérrez

Ficha Técnica

  • Fotografía: Néstor Calvo
  • Montaje: Frank Gutiérrez
  • Música: Óscar Maceda
  • Duración: 108 min.
  • Público adecuado: +18 años
  • Distribuidora: Filmax
  • España, 2009
  • Estreno: 18.9.2009