Focus

Película de timadores con la que Will Smith retorna a su cine de lucimiento desaforado

Focus: Desenfocus

Ficarra y Requa dirigen y escriben esta película de 50 millones rodada en Nueva York, Nueva Orleans, Las Vegas y Buenos Aires. La fotografía del mexicano Pérez Grobet es excelente y Focus podría haber sido bastante apañada. Pero no lo es. Y la culpa la tienen el pobre guión, disperso e irregular, por un lado. Por el otro, el desmedido afán de lucimiento (también físico) de Will Smith, que cuando se contiene es difícilmente sorportable y desatado es estomagante con tanta carita de perdonavidas y chulo de piscina de barrio.

Una historia de timador veterano y de aprendiz joven y guapa no es ninguna novedad. Otros muchos la han contado antes. Focus podría haber hecho un buena partida con las cartas que tenía. Pero las juega mal. Hay demasiado atajo, el guión se agarra desesperadamente a los elementos más vulgares de una historia decididamente macarra, privada del encanto o el carisma de títulos mayores como El golpe, Nueve reinas y de títulos aceptables como Ocean’s Eleven.


Dirección y guión: Glenn Ficarra, John Requa Fotografía: Xavier Pérez Grobet Música: Nick Urata Intérpretes: Will Smith, Margot Robbie, Rodrigo Santoro, BD Wong, Stephanie Honoré, Griff Furst, Brennan Brown, Gerald McRaney, Adrian Martinez Duración: 104 min. Distribuidora: Warner Público adecuado: +16 años (SD)

USA, 2015. Estreno en España: 27.03.2015