Cristiada (For Greater Glory): ¡Que viva Cristo Rey…!

Cristiada. For Greater Glory | Una apasionante y conmovedora historia de gente que luchó por su libertad, por su identidad, por librar a su país de la tiranía.

Entre 1926 y 1929 pasó algo que, aún hoy, en México, sigue siendo un tabú o al menos un asunto del que se considera que es mejor no hablar, por aquello de no revolver el pasado y para que los chicos del mandil, que no salen de los centros de poder ni con agua caliente, no se inquieten demasiado.

Ese algo es la Guerra Cristera, también llamada Cristiada. Cualquier persona decente, independientemente de sus creencias o ideas políticas, es capaz de entender que hay algo que se llama libertad. Y si esa libertad se pisotea, pasan cosas.

Valorar este asunto desde un lugar como España es fácil y es difícil. Casi a la vez que en México (la persecución y el hostigamiento han durado muchas décadas pero fueron especialmente virulentos entre 1914 y 1937), con estrategias similares diseñadas igualmente por políticos devotos de la plomada y el compás, en España se desencadenó una brutal persecución religiosa, que durante casi 10 años propició varios miles de asesinatos, destrozos, expolios, vejaciones e injusticias de todo tipo. Asesinatos y maltrato de gente que había cometido el imperdonable delito de ser cristianos.

El guión de Michael Love quiere contar algo complejo y me parece que lo hace de una manera admirable, con respeto por la verdad, consciente de que una película no es el mejor lugar para dar clases de historia. Lo que cuenta Love es tan tremendo que parece ficción, pero no lo fue: más allá de algunos recursos imprescindibles para construir un relato, lo que se cuenta es, sencillamente, la verdad de unos hechos y de unos personajes reales, personas de carne y hueso, no muñecos de plástico.

Cristiada (For Greater Glory)
Cristiada (For Greater Glory), de Dean Wright

Dean Wright dirige su primera película después de una larga y prestigiosa carrera como editor de efectos digitales que incluye títulos como Titanic, El sexto sentido, El Señor de los Anillos y Las Crónicas de Narnia. No tiene Whrigt excesiva destreza como realizador pero su película, sin ser especialmente brillante en la factura, es vigorosa, llega y conmueve. En buena medida porque hay un notable trabajo de un grupo de actores liderados por un Andy García soberbio, en su papel del general Enrique Gorostieta, jefe militar de la insurrección cristera. Los actores están bien porque sus personajes son muy buenos: el presidente Calles, el cura que interpreta Peter O’Toole, el embajador americano, los niños, la joven activista enamorada, etc. Es un acierto haber rodado en inglés y la música de un grande, Horner, ayuda.

La película, como ya ocurrió con otras como Encontrarás dragones y De dioses y hombres, demanda un público inteligente, sin prejuicios, dispuesto a que le cuenten algo distinto. Secuencias como la del encuentro entre Calles y Gorostieta valen su peso en oro, porque son cine del bueno, un compendio que explica que detrás de esa expresión, «Viva Cristo Rey», no hay ningún fanatismo, ni el deseo de imponer la fe a nadie, simplemente está el valor y el heroísmo de los que dieron su vida por la libertad, la libertad sin paliativos. Se negaron a que la fe católica en México tuviese que conformarse con ser tolerada. Porque diccionario en mano, solo se tolera lo malo.

Web oficial de la película

Ficha Técnica

  •  Eduardo Martínez Solares
  • Montaje: Richard Francis-Bruce, Mike Jackson
  • Música: James Horner
  • Distribuidora: World Line
  • 145 minutos
  • Mayores de 16 años (V)
  • Estreno: 5/4/2013.

México (For Greater Glory: The true history of Cristiada). 2012.

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
w
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor