Fracture: Violento proceso judicial

Fracture, de Gregory Hoblit, es una cinta más que notable, con una interpretación sobresaliente de Ryan Gosling. No es fácil enfrentarse a Anthony Hopkins sin salir mal parado. Pero más complicado aún es competir con un personaje que reúne tantos tópicos: abogado joven, guapo, ambicioso y listísimo. Gosling (que aspiró al Oscar por su impresionante trabajo en Half Nelson) realiza una interpretación que sabe matizar al personaje, haciéndolo vulnerable, nada que ver con esas interpretaciones planas (pedantes, insulsas, maniqueas) que abundan en el cine norteamericano producidas por o para las majors.

El guión saca adelante una historia de un proceso judicial en el que la vista es lo de menos. Lo importante es el viaje al interior de los personajes, especialmente el de Anthony Hopkins (como otras veces inteligente, arrogante y perverso), muy bien retratado en los diálogos con Gosling. Como película de género judicial, Fracture es tremendamente convencional pero entretiene y cuenta con algunas secuencias logradas.

- Anuncio -

La cinta, como suele ocurrir en muchas películas recientes, es artificiosa y alambicada, con un desenlace cogido por los pelos y encajado a martillazos.

Sinopsis

El joven y ambicioso fiscal Willy Beachum está empezando a llamar la atención en la ciudad. El destino le enfrentará a Ted Crawford, un ingeniero de mediana edad que acaba de disparar a su mujer a sangre fría. Crawford es un individuo complejo e impredecible como el crimen que ha cometido, de modo que las acusaciones de Willy empiezan a desmoronarse.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Kramer Morgenthau
  • Montaje: David Rosenbloom
  • Música: Jeff Danna, Mychael Danna
  • Duración: 113 min.
  • Público adecuado: +18 años (VXD)
  • Distribuidora: Tripictures
  • EE.UU., 2007
  • Estreno: 19.10.2007
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete