Fragmentos de una mujer: Comenzar no es terminar

· Crítica de Fragmentos de una mujer | Disponible en Netflix.
· El cineasta húngaro y su guionista habitual vuelven a empezar bien y a desarrollar con bastante dificultad el dra­ma.

Aunque son muchos los aspectos que destacan en la se­rie británica The Crown, es evidente que el personaje de la rebelde reina Margarita es uno de los mejor logrados de esta ficción histórica. Vanessa Kirby es la actriz lon­dinense que da vida a la hermana de la reina con una personalidad meritoria. Sin embargo, en los últimos años ha priorizado papeles de escasa entidad dramática en películas como Misión imposible: Fallout o Fast and Fu­rious: Hobbs and Shaw. En Fragmentos de una mujer ha elegido un personaje diferente, el de una mujer que com­plica su maternidad al querer dar a luz en casa con ayu­da de una comadrona. La fuerza dramática y la sensibilidad con la que da vida a su personaje le llevó a ganar la Copa Volpi a la mejor actriz en el pasado Festival de Cine de Venecia.

El director de esta película es uno de los cineastas más favorecidos en los grandes festivales de los últimos años: Kórnel Mundruczó (Hungría, 1975). En 2014 obtuvo en Cannes el premio a la mejor película de «Un Certain Regard» con la diferente White God. En 2017 ganó el Festival de Sitges con Jupiter’s Moon, con bastante dis­paridad de opiniones.

La película arranca con un plano agónico de más de 20 minutos. Un plano secuencia doloroso, quizás excesi­vo por el detallismo con el que se relata el trauma. El dra­ma se alarga en exceso pero hay detalles visuales y mo­mentos brillantes de interpretación protagonizados por un reparto perfectamente escogido: Shia LaBeouf, la veterana Ellen Burstyn, o la australiana Sarah Snook (conocida por su personaje de hija maléfica en Su­cesión).

El cineasta húngaro y su guionista habitual vuelven a empezar bien y a desarrollar con bastante dificultad el dra­ma. Sigue faltando coherencia y medida en un cine de destellos de creatividad. También falta profundidad de campo en la interiorización de los personajes que que­dan muy dañados por una sexualización evidente y superficial, y una falta de trascendencia que resulta des­concertante en una pérdida de este tipo. Tampoco la ban­da sonora de un Howard Shore en temporada baja fa­vorece la riqueza de los personajes y sugerencia del tre­mendo drama.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Benjamin Loeb
  • Montaje: David Jancsó
  • Música: Howard Shore
  • Duración: 127 min.
  • Público adecuado: +18 años (X)
  • Distribuidora: Netflix
  • Canadá, EE.UU., Hungría (Pieces of a Woman), 2020
  • Estreno: 7.1.2021
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete