Frankenweenie

Tim Burton recupera una vieja historia para homenajear a los clásicos del cine de terror (***½).

 Tim Burton   Tim Burton/ John August   Peter Sorg   Chris Lebenzon, Mark Solomon   Danny Elfman  Winona Ryder, Catherine O’Hara, Martin Short, Atticus Shaffer, Martin Landau, Robert Capron, Charlie Tahan, Conchata Ferrell, Christopher Lee   Disney  87 minutos   Mayores de 12 años

- Anuncio -

EE.UU. 2012. Estreno: 11.10.2012

El Club Tim Burton de enhorabuena

Hace treinta años, cuando Tim Burton todavía trabajaba en la Disney, rodó en blanco y negro un cortometraje titulado Frankenweenie; en él contaba la historia de Victor Frankenstein, un niño que pierde a su adorado perro Sparky y, después de aprender en clase de ciencias lo que la electricidad puede hacer sobre los tejidos, monta un laboratorio en su ático y logra reanimar a Sparky. Por encima de todo Frankenweenie cuenta el amor de Tim Burton por el cine de terror clásico y su macabro sentido del humor.

Muchos años y muchas películas después, Burton mencionó que le gustaría convertir esa historia en un largometraje. Los que seguimos la noticia nos preguntábamos cómo lo haría. Ahora lo sabemos, lo ha hecho muy bien, probablemente eligiendo el mejor vehículo posible, el que utilizó en sus dos películas más brillantes Pesadilla antes de Navidad y La novia cadáver; obras que también realizó con la Disney, con figuras de bulto, y la técnica stop motion. Mantiene, como en el cortometraje original, la ambientación y el blanco y negro; añade un 3D adecuado, en el que se nota menos la pérdida de color.

El nuevo formato y la libertad que proporciona la animación han permitido a Tim Burton desarrollar el homenaje a los adorados clásicos: de mo­do bas­tante gamberro, los compañeros de clase pro­porcionan modelo a diversos personajes del ci­ne de te­rror; el profesor de ciencias -personaje muy inte­re­sante- adquiere los rasgos de su idolatrado, Vincent Price, con la voz de Martin Landau. En­tonces Burton comete el único error de la cinta, em­brolla la historia, llena la pantalla de mons­truos y crea un clímax de cine japonés de los años cincuenta. Hay un momento en el que el espectador, en­tre risas, se dice que se está pasando, que se dispersa demasiado; afortunadamente, Bur­ton recupera la calma y reconduce el filme a su núcleo ori­ginal, realizado con sobriedad y maes­tría.

Cabe destacar la relación de Victor con sus padres, los interesantes planteamientos del profesor de ciencias, la crítica al papanatismo institucional y la banda sonora que organiza, una vez más, Da­nny Elfman.

Fernando Gil-Delgado

Fernando Gil-Delgado
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.