Free Guy: Una película fresca y original

· Crítica de Free Guy | Estreno en cines el 18 de agosto de 2021.
· Pilota esta aventura Shawn Levy, el director de Noche en el museo y otras historias que mezclan acción y aventura, algunas con abundantes efectos especiales.

Amanece un nuevo día. Guy se levanta, saluda a su pez, mira por la ventana, se arregla y parte para el banco donde trabaja. De camino compra un café y se reúne con su amigo y compañero Buddy. A su paso se encuentran con héroes que siembran el caos. Los héroes roban y se pelean, y no dudan en matar. Los héroes utilizan complicadas herramientas. Los héroes llevan gafas. Free City es muy similar a Vice City (la ciudad de Grand Theft Auto). Guy es un personaje del juego, un secundario que no participa; mientras que los héroes son personajes que los jugadores (o gamers) online utilizan para realizar misiones. A Guy y a los que son como él se les dispara, sin más.

La historia comienza de verdad cuando Guy, que busca el amor de su vida, cree haberlo encontrado. Se trata de Molotov Girl, personaje en busca de algo especial, que en el mundo real se llama Millie y es una de las programadoras de Free City. Guy decide hablar con Molotov Girl y comienza a actuar de una forma diferente, alterando la marcha del juego, y sembrando el caos en el mundo real, entre jugadores y programadores.

Free Guy es una película fresca, original -en una época de remakes, secuelas y “spins off”- muy divertida, lo que ya sería mucho, y que además toca una serie de teclas interesantes. La primera de ellas es el mundo de los videojuegos, en su doble vertiente de industria y de consumidor. Me han susurrado al oído un par de nombres de personas y empresas a las que parodian en esta película por sus malas artes. Más próximo a nosotros están los jugadores que utilizan sus avatares para vivir otra vida y/o dar rienda suelta a sus frustraciones; y los que están simplemente enganchados sin remedio a su sillón y pantalla. Se habla, y mucho de la violencia en los videojuegos y de sus alternativas; y de inteligencia artificial, y de libertad.

Pilota esta aventura Shawn Levy, el director de Noche en el museo y otras historias que mezclan acción y aventura, algunas con abundantes efectos especiales, por ejemplo la serie Stranger Things. Cuenta con un guión co-escrito por Zak Penn, que también tuvo una parte importante en el guión de Ready Player One de Steven Spielberg, con la que tiene importantes semejanzas, y cuya diferencia fundamental sería que ésta es mucho más moderna, parece haber una generación y no sólo tres años entre ambas películas. Finalmente, y es fundamental, está Ryan Reynolds que no necesita actuar ya que su Guy tiene un ochenta por ciento de Deadpool; a quien acompaña y da réplica una extraordinaria Jodie Comer, en los dos papeles de Millie y de Molotov Girl.

La realización es impecable, el equipo juega con el mundo real y el virtual, alterando texturas y colores según donde habiten, marcando bien la línea de los dos mundos, e incluso los ritmos. Y la interpretación, física, exagerada, en el mundo del videojuego es un poema, delirante y divertidísimo, plagado de gags visuales para todo aquel que ha empuñado un joystick. La acción avanza a un ritmo frenético y las casi dos horas pasan en un vuelo.

En definitiva, una diversión de calidad con algunas pinceladas serias, que pueden generar una buena reflexión, y mucho guiño y alusión que no se pueden procesar en un solo visionado.

⇒ 10 películas sobre juegos

Ficha Técnica

  • Música: Christophe Beck
  • Fotografía: George Richmond
  • Montaje: Dean Zimmerman
  • País: EE.UU. (2020)
  • Duración: 115 min.
  • Público adecuado: Todos
  • Distribuidora: Fox
  • Estreno en cines: 18.8.2021
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.