Futbolín

Campanella alarga un relato corto y la cosa le sale regular (**½)

Dirección y Guión: Juan José Campanella Fotografía: Félix Monti Montaje: J. J. Campanella, Abel Goldfarb Música: Emilio Kauderer Voces originales: Pablo Rago, David Masajnik, Miguel Ángel Rodríguez, Fabián Gianola, Sebastián Mogordoy, Horacio Fontova Duración: 106 m. Distribuidora: Universal Público adecuado: Todos

- Anuncio -

España, Argentina, 2013. Estreno en España: 20.12.2013

Pase corto

La esperada película de animación del director argentino, ganador de un merecido Oscar por la poderosa y con­movedora El secreto de sus ojos, llega a las pantallas es­pañolas después de estrenarse en julio pasado en Argentina y de ser la película de apertura en el Festival de San Sebastián, en septiembre.

La cinta funcionó moderadamente bien en Argentina (14 millones de dólares) y no entusiasmó a nadie en San Sebastián. Su técnica de animación es buena, incluso el discutido 3D funciona, pero hay un problema que casi nadie pensaba que se iba a dar. Y es que el guión, del propio Campanella, fuese tan flojo. La histo­ria arranca bien, con dos personajes simpáticos, pero evo­luciona mal y llega un momento en que los únicos que permanecen enganchados son los más pequeños. El ries­go era grande, especialmente en lo que se refiere a los muñecos que toman vida, y, de algún modo, la pelí­cu­la es un ejemplo de cómo una buena idea puede funcionar mal cuando la desarrollas en largo. Dicho de otro mo­­do, Futbolín (Metegol en Argentina) basado en un re­­lato corto de Roberto Fontanarrosa, es un cuento, da pa­­ra un corto.

El tipismo del habla de los personajes en la versión ori­ginal tiene gracia en el tráiler, pero termina siendo ago­tador. Quedan algunas secuencias brillantes y picos de emoción. El resto es tocar el balón en el centro del cam­po sin acercarse a portería.

Alberto Fijo
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor