G.I. Joe: La venganza: Palomitas, sí o sí

GI Joe: La venganza | Mejor que la primera de la saga. Pero poca historia y mucho cliché. 

Tal vez no recuerden, tampoco importa, que Estados Unidos tiene unas tropas de élite llamadas G.I. Joe y que frente a estos superbuenazos hay una banda de supermalos, la organización criminal llamada Cobra, cuyo objetivo es dominar el mundo.

- Anuncio -

En la primera aventura, tras recibir una soberana paliza, los G.I. se rehicieron y capturaron a su peor enemigo. En la entrega presente las aventuras continúan de un modo similar; han logrado rizar el rizo y conseguir el más difícil todavía, y hacerlo en 3D.

G.I. Joe: La venganza es, y no pretende otra cosa, una película de acción, o si lo prefieren, una película de palomitas. Se trata de sentarse en una butaca y pasar un par de horas entretenidas viendo cómo unos héroes fornidos y simpáticos salvan el mundo.

La diferencia con la primera entrega consiste en que ahora se rinde al género por completo: la incorporación de Bruce Willis y Dwayne Johnson es reveladora, los buenos tienen que ganar la simpatía del público. Mientras que los malos son repulsivos -esta vez no hay malas- y tienen unos planes horribles para la humanidad (tan tremendos como los del Dr. No, y los entiende hasta un niño de 8 años), y la violencia es cómica. En definitiva, esta segunda parte mejora la primera.

La acción no se detiene ni un momento, hay golpes de humor, las coreografías son eficaces, los efectos especiales de grandísimo nivel y el 3D es bueno. ¿Qué más se puede pedir en vacaciones? En el género de acción, y siendo para casi todos los públicos, poco más. Busquen la pantalla más grande que puedan.

Ficha Técnica

  •  Stephen Windon
  • Montaje: Jim May
  • Música: Henry Jackman
  • Distribuidora: Paramount
  • 110 minutos
  • Mayores de 12 años
  • Estreno: 27/3/2013.

EE.UU. (G.I. Joe: Retaliation). 2013. 

Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete
Reseña
s
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.