Guardianes de la noche: El bien y el mal

Guardianes de la noche es una ambiciosa producción del cine ruso que llega con fuerza a España respaldada por la distribución de la Fox. Es un proyecto pesado (por lo del dinero y también en el otro sentido), realizado por un equipo íntegramente ruso desde la producción a la postproducción (para los efectos especiales han tenido que unir 42 pequeños estudios en una red lo bastante potente para dar servicio a la película).

La película adapta una novela fantástica de gran éxito en Rusia, Night Watch, escrita por Sergei Lukyanenko, también coguionista de la película. Para liderar este batiburrillo de peleas, vampiros y persecuciones han elegido a Timur Bekmambetov, que ya había dirigido dos largometrajes, y aporta (?) a la película su amplia experiencia en publicidad y vídeos musicales, logrando una realización efectista y discotequera.

- Anuncio -

La historia es bastante simple: las fuerzas de la oscuridad se enfrentan a las de la luz, una batalla eterna y armónica entre el bien y el mal. Los guardianes de la noche combaten en las calles de Moscú contra «los otros», unas criaturas sobrehumanas que intentan romper el equilibrio entre las dos partes. La película empieza muy bien, pero rápidamente enfatiza la violencia un poco al estilo de Tarantino o Robert Rodríguez, de manera que el director se va perdiendo en un sinfín de secuencias de ambiente más cutre que sórdido, que van dejando a las claras que la película es pequeñita y tópica, que pide a gritos un guion y unos diálogos decentes.

Se preparan las dos secuelas de reglamento, animados por el éxito en la taquilla y su selección para representar a Rusia en los Oscar.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Sergei Trofimov
  • Montaje: Dmitri Kiselov
  • Música: Yuri Poteyenko
  • País: Rusia (Nochnoy dozor)
  • Año: 2004
  • Duración: 114 m.
  • Distribuidora: Fox
  • Público adecuado: +18 años (VS)
  • Estreno en España: 2.9.2005
Suscríbete a la revista FilaSiete