Inicio Críticas películas Guillaume y los chicos, ¡a la mesa!

Guillaume y los chicos, ¡a la mesa!

La triunfadora en los Cesar es una película dirigida, escrita y doblemente interpretada por Guillaume Gallienne (***)

Dirección y Guión: Guillaume Gallienne Fotografía: Glynn Speeckaert Montaje: Valérie Deseine Música: Marie-Jeanne Serero Intérpretes: Guillaume Gallienne, André Marcon, Françoise Fabian, Nanou Garcia, Diane Kruger Duración: 85 m. Distribuidora: A Contracorriente Público adecuado: +18 años (X-D)

- Anuncio -

Francia (Les garçons et Guillaume, à table!), 2013. Estreno en España: 28.3.2014

Aventuras de Guillermo el transvieso

Triunfadora en los César, con 5 de los 10 galardones a los que aspiraba, incluyendo mejor película (además, actor, guión adaptado, montaje y opera prima), esta comedia de Guillaume Galliene fue antes obra teatral.

Guillaume, el protagonista,  tiene una madre tremenda. Posesiva y omnipresente, cáustica y brillante, tiene tres hijos varones. Para ella son los chicos y Guillaume. El espectador va comprobando que efectivamente la madre trata a Guillaume como a una chica. Y así los 85 minutos de una película en la que un comediante con muchas tablas se entrega a un tour de force para dilucidar, en un original e hilarante monólogo, quién es y por qué es como es. Y ya de paso lo que quiere ser.

Obviamente, el complejo edípico y la pretendida sexualidad difusa del protagonista es el tema que domina toda la película, en la que Guillaume va pasando por colegios, vacaciones, clínicas y teatros en una suerte de anamnesis vital que propicia situaciones divertidas, grotescas y chuscas (algunas hay), casi siempre al borde del fuera de juego.

El componente autobiográfico de esta película, basada en una obra teatral, lo certifica su director, que, presentando la cinta en Madrid en un excelente castellano, comentó que salvo en algunos pasajes escabrosos, sustancialmente su juventud fue así. Con gracia, comentó que le alegraba el buen funcionamiento en la taquilla porque así podría recuperar su inversión en consultas de psicólogos y terapias varias.

La historia de Guillaume y los chicos, ¡a la mesa! se va desplegando con un tono bufo, pero con una cuidada factura. Guillaume Gallienne, experimentado actor francés de 42 años que ha participado en casi 50 producciones, se estrena como director y guionista, interpretándose a sí mismo y a su propia madre.

La película admite pluralidad de lecturas, algunas de ellas muy audaces. Tiene una buena historia y la cuenta bien. No es una película cómoda pero es valiosa. Y antropológicamente tiene su miga. Los primeros 40 minutos son un carnaval de carcajadas.

Alberto Fijo

Alberto Fijo
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor