Hana-Bi: Flores de fuego | Ternura y violencia

Hana-Bi: Flores de fuego | Nishi, un policía hierático y violento, cuyo rostro impasible sólo es perturbado por un tic que le hace guiñar un ojo, es el principal protagonista de este drama existencial que nos presenta Takeshi Kitano (Zatoichi). Nishi es duro y brutal, pero al mismo tiempo es delicado en el amor y amigo ejemplar. Pero Nishi es golpeado duramente por el destino en forma de desgracias a sus allegados; la vida y la muerte aparecen aquí como dos amigas que se dan la mano y juegan con los hombres, con nuestro protagonista. Y Nishi, desesperado ante los reveses de la vida, se enfrenta a ella como quien no tiene nada que perder.

La obra, repleta de simbolismo, tiene un llamativo uso por parte de Kitano de diversos dibujos y pinturas -pintados por él mismo- que van expresando variados sentimientos y que conducen al desenlance final.

- Anuncio -

Hana-Bi: Flores de fuego es una obra sobre el amor y la violencia, es un enfoque lírico sobre la vida y su sentido. Hay pocos diálogos porque las imágenes hablan por sí solas, los rostros son inescrutables pero emanan sentimientos. Este es el compendio de una obra de las que denominamos «de autor», «para cinéfilos», que transmite a través de la estética y que al espectador occidental sorprende e impresiona. Es la dura antítesis de las flores-ternura y el fuego-muerte/violencia, es Hana-Bi.

- Anuncio -

Ficha Técnica

  • País: Japón (Hana-bi, 1997)
  • Fotografía: Hideo Yamamoto
  • Música: Joe Hisaishi

 

Reseña Panorama
s
Juan Pedro Delgado
Periodista, escritor y editor. Autor de las novelas juveniles Mosquetero del Rey, El último pirata, Banderas negras y Halcón Negro