Hana: Samuráis con humor

El multipremiado director de Nadie sabe afronta en su última película, Hana, el subgénero de samuráis en crisis con un sorprendente cambio de registro, que lo aleja del realismo trágico de su obra maestra. Con muchas menos pretensiones y con cierto ánimo juguetón nos presenta a un joven samurái venido a menos que tiene que vengar la muerte de su padre.

Narrada en clave de comedia, no deja por ello de ser una película nacida del mutidisplicinar Koreeda, director, escritor, editor y productor de sus propias cintas. Filme con una rotunda propuesta estética, entrañable y de personajes simpáticos, bien rodada y con una esmerada producción que demuestra el gusto por los detalles y que destaca por un discurso personal en temas muy humanos.

- Anuncio -

Aunque resulta casi inevitable compararla con las recientes El ocaso del samurái y The Hidden Blade, es evidente que a Hana le falta el aire contemplativo de las cintas de Yoji Yamada y que su narración adolece del equilibrio de las de su compatriota.

En este sentido, la película de Koreeda requiere del espectador paciencia para afrontar un desarrollo demasiado lento y una picaresca chusca y hasta escatológica. Y a pesar de contener una interesante reflexión sobre la venganza y el honor, a ratos se hace larga y reiterativa.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Yutaka Yamasaki
  • Montaje: H. Koreeda
  • Duración: 127 min.
  • Público adecuado: +16 años (D)
  • Distribuidora: Notro
  • Japón (Hana yori mo naho), 2006
  • Estreno: 13.7.2007
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete