Hércules: El origen de la leyenda | Mamporros de época

Hércules | Desganado y rutinario peplum de Renny Harlin que no añade nada a un género muy explotado en los 50 y 60 del siglo pasado

Según la nueva mitología, Hércules, hijo de Zeus y de una mortal, fue concebido para derrocar a un tirano y restaurar la paz a su tierra; y eso hará, aunque el camino no será nada fácil.

Renny Harlin fue uno de esos directores que tuvieron un ascenso meteórico (La Jungla 2, Máximo riesgo) y una caída no menos meteórica. Tal vez la necesidad le obliga a realizar películas como ésta. Hércules es un simple peplum de los que se hicieron cientos, serie B (o D, o Z), en los años cincuenta y sesenta. El todo consiste en mostrar bíceps, unos cuantos combates, un despliegue de arqueros y lanceros, y un héroe bueno derrotando al malvado y llevándose a la chica. Renny Harlin sigue ese guión a la letra, con poca gracia, sin mejorar nada, y da la impresión de que se aburría mortalmente.

La película tiene el tono inocente de aquellas viejas cintas que imita, y algún toque moderno tomado de 300 y sus imitadores. El reparto manifiesta el mismo entusiasmo que su director. En el fondo, seamos cínicos, es una cinta destinada a unos jóvenes que quieren ver mamporros de época.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Sam McCurdy
  • Montaje: Vincent Tabaillon
  • Música: Tuomas Kantelinen
  • Duración: 99 min.
  • Distribuidora: DeAplaneta
  • Público adecuado: +12 años (VS)
  • Estreno en España: 24.1.2014

EE.UU. (Hercules: The Legend Begins), 2013.

Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete
Reseña
s
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.