Hermanos: Tremenda

Esta película danesa logró los dos premios de interpretación del Fes­ti­val de San Sebastián, a los que se sumó el premio del público en el Festival de Sundance. La historia familiar con tintes trágicos gira en torno a la soledad y el sentimiento de culpa, problemas muy típicos de las sociedades nórdicas. El argumento se centra en dos hermanos. Uno, Mi­chael, apuesto, militar brillante y virtuoso, está casado con una excelente esposa y tiene dos hijos. El otro, Jannik, es un pendenciero que ha pasado por la cárcel y que es como la oveja negra de la familia. El día que el primero es enviado a Afga­nis­­­tán, la vida de toda la familia va a entrar por un túnel de difícil salida.

Aunque el tema del perdón y la reconciliación recorre con positividad la película, lo cierto es que el espectador se ve sometido a un periplo existencial de una dureza casi insoportable. La brillantez de muchas escenas, la precisión del rodaje, las soberbias interpretaciones y la exquisitez de la banda sonora no evitan la pregunta de si to­do ello justifica los excesos y situaciones límites que presenta el filme.

La película pertenece a Zentropa, la productora de Lars von Trier, y está dirigida por Susanne Bier, de 45 años, que ya dirigió Te quiero para siempre, película adscrita al movimiento Dogma 95.


Hermanos (Brødre)

Dinamarca, 2004

Ficha Técnica

Fotografía: Morten Soborg Montaje: Pernille Bech Christensen, Adm Nielsen Música: Johan Söderqvist Distribuidora: New World Estreno en España: 11.03.2005

Reseña Panorama
s
Juan Orellana
Profesor de Narrativa Audiovisual. Escritor