Hipnos: Opera prima fallida

Hipnos | Un brutal asesinato es el punto de partida de la primera película que dirige David Carreras, una adaptación de la novela de Javier Azpeitia. Beatriz (Cristina Brondo) es una psiquiatra especializada en la hipnosis que comienza a trabajar en una misteriosa clínica para enfermos mentales.

Hipnos quiere ser una película de terror psicológico y adentrarse en el intrincado mundo de la mente y los recuerdos. Pero una cosa es querer, otra poder y la otra lograr. Todo se queda en buenas intenciones gracias a un malísimo guión, falto de cualquiera de los cinco sentidos. Sigo sin entender la actitud de los médicos, por qué los enfermos están sueltos por el hospital, los dibujitos que predicen los asesinatos, o la tendencia al nudismo de la protagonista. Te toman el pelo durante los noventa minutos de película para luego justificártelos con un giro final en el que todo vale. Claro, es que el mundo de la mente es muy complicado.

– Sinopsis: Todo empieza en una noche de tormenta cuando la policía recibe un aviso inquietante. La linterna de un agente muestra un macabro escenario: el cadáver desangrado de una mujer y, a su lado, una niña en estado de shock. La joven psiquiatra Beatriz Vargas comienza a trabajar en un sanatorio especializado en hipnosis, donde conoce el caso de la niña. En su primer día, provoca en la pequeña una respuesta desconocida hasta entonces. Sin embargo, la esperanza de Beatriz de poder ayudarla se viene abajo de forma repentina cuando la niña aparece muerta.


Hipnos

España, 2004

Ficha Técnica

Fotografía: Sabih Jiménez Montaje: Frank Gutiérrez Música: Óscar Maceda Distribuidora: UIP

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año