Horns: Ni ángeles, ni demonios, sino todo lo contrario

Horns | La encantadora Merrin ha muerto y todos saben que ha sido asesinada por su novio, Ignacio, al que desean una rápida condena seguida de una sumarísima ejecución. Pero Ignacio afirma que es inocente y se propone demostrarlo, descubriendo al culpable con la ayuda de un poder sobrenatural que le brinda ¿el cielo?, ¿el infierno?, cuya primera manifestación son un par de báquicos cuernos que no paran de crecer.

Lo que puede quedar bien en una novela -su material de origen-, sólo sirve para un par de brillantes destellos en esta larga película, combinación de comedia negra y thriller sobrenatural. En general, es una historia absurda, sembrada de astracanadas, de gags soeces y de tres escenitas eróticas.

- Anuncio -

Sinopsis

Merrin Williams (Juno Temple) ha muerto en extrañas circunstancias, y su novio, Ignatius ‘Ig’ Perrish (Daniel Radcliffe), es el único sospechoso. En el primer aniversario de la muerte de Merrin, Ig se pasa la noche borracho y haciendo cosas espantosas. Cuando se despierta, tiene una resaca tremenda… y cuernos que le están naciendo en la cabeza. Ig posee un nuevo poder macabro que intenta usar para descubrir al monstruo que mató a su amor. Ser bueno y rezar no lo llevó a ningún sitio. Ahora llegó el momento de la venganza.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Frederick Elmes
  • Montaje: Baxter
  • Música: Robin Coudert
  • Duración: 120 min.
  • Distribuidora: Universal
  • Público adecuado: +18 años (VX+D)
  • Horns (EE.UU.), 2013.
  • Estreno en España: 05.06.2015
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.