· En esta ocasión, Adam Sandler participa como guio­nista además de doblar al personaje de Drácula, pe­ro esto no ayuda a que los gags sean más imaginati­vos.

Colmillos de leche

El material del que partía Hotel Transilvania en 2012 no era precisamente original. La visión cercana y cómi­ca de los monstruos de toda la vida ya la habíamos vis­to en La familia Addams y en gran parte de la fil­mografía de Tim Burton (Bitelchús, Eduardo Manosti­je­ras, Frankenweenie). Aun así, la idea de un hotel don­de los monstruos se esconden de los temibles humanos te­nía su gracia en la primera parte de la pelícu­la.

En esta continuación ya no hay que explicar nada so­bre el hotel y eso es un lastre difícil de llevar. Todo em­pieza cuando Draculina y el chico de la mochila se ca­san y tienen un bebé. Drácula se entusiasma con la idea de tener un nieto vampiro, pero no está nada cla­ro que el primogénito haya salido a su madre…

Sony sigue sin dar con la tecla después de muchos in­tentos y continúa alejándose del talento de las grandes productoras de animación (Pixar, Disney, Ghibli o Dream­works). Ante la falta de creatividad es­tán repitiendo fórmulas que han funcionado bien en ta­quilla, co­mo Los Pitufos y Hotel Transilvania. Tienen la venta­ja que se gastan casi la mitad del dinero que las grandes pro­ductoras, así que los beneficios son más abul­tados.

En esta ocasión, Adam Sandler (Con la magia en los zapatos, Pixels) participa como guio­nis­ta además de doblar al personaje de Drácula, pe­ro es­to no ayuda a que los gags sean más imaginati­vos. La historia es un chiste tras otro sobre la educación de Dra­culín con todos los monstruos alrededor ha­ciendo el ganso. El doblaje en español es tan discutible como en la primera parte, con voces demasiado his­triónicas.

Tampoco resulta especialmente atractiva la canción prin­cipal de la película (I’m in love with a monster) in­terpretada por Fifth Harmony, y se echan mucho de me­nos los divertidos bailes de la primera parte.

Gustará más a los hijos que a los padres, pero hay que tener en cuenta que Drácula no es Bambi ni Es­pi­ne­te. Quizá a los más pequeños (me­nores de 8-9 años) les puede asustar un po­co.

Ficha Técnica

  • Dirección: Genndy Tartakovsky
  • Guion: Adam Sandler, Robert Smigel
  • Música: Mark Mothersbaugh
  • Voces originales: Adam Sandler, Kevin James, Steve Buscemi, David Spade, Selena Gómez
  • Duración: 89 min.
  • Público adecuado: Todos
  • Distribuidora: Sony
  • EE.UU. (Hotel Transylvania 2), 2015
  • Estreno en España: 23.10.2015