Identidad: Y el asesino es…

Identidad | ¿Qué pasaría si nuestros destinos ya estuvieran predeterminados? Este es el planteamiento de la nueva película de James Mangold, donde presenta a diez personas que se encuentran en un motel de carretera debido a una extraña conexión.

Pues esto es lo que pasa, diez viajeros se ven atrapados por una terrible tormenta, y todos se ven obligados a refugiarse en un extraño motel situado en pleno desierto. Pronto se dan cuenta de que han encontrado cualquier cosa menos refugio, pues entre ellos hay un asesino y es que están aislados del mundo.

- Anuncio -

La trama, todo hay que decirlo, bebe claramente de Diez negritos, la atractiva novela de Agatha Christie, a la cual se cita incluso sin nombrarla en un momento del film.

Sale airosa esta película gracias a la sombría fotografía de Papamichael, la sugestiva música de Alan Silvestri y el esmerado diseño de producción de Mark Friedberg. El reparto, encabezado por John Cusack, hace creíble a los variopintos personajes. El guión consigue ser lo bastante original como para ser una de las películas revelación de la vuelta del verano. Obligará al espectador a adivinar quién es el asesino (en ésta no hay mayordomo…).

Ficha Técnica

  • Fotografía: Phedon Papamichael
  • Montaje: David Brenner
  • Música: Alan Silvestri
  • País: EE.UU.
  • Año: 2003
  • Distribuidora: Columbia Tristar
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año