Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal: Fiel a sí misma

Spielberg no lo tenía nada fácil. Millones de espectadores asociaban la trilogía de Indiana Jones a una de las mejores aventuras disfrutadas en una sala de cine. Veinte años después, esos recuerdos, muchas veces nebulosos, generan en el espectador un miedo y una ansiedad peligrosa. Conocedor como pocos del comportamiento del público, el director percibía estos riesgos, que habían generado muchas especulaciones durante los últimos diez años.

En este tiempo, guionistas de prestigio como Frank Darabont (que al parecer sudó tinta china durante un año de trabajo inútil ante la opinión negativa de George Lucas) y M. Night Shyamalan han aparecido como posibles autores del libreto que finalmente ha escrito el cotizado David Koepp (que ya trabajó con Spielberg en La guerra de los mundos y las dos primeras partes del Parque Jurásico).

Esta vez la historia se traslada a los años 50. En plena Guerra Fría los soviéticos secuestran a Indiana Jones para que les ayude a encontrar una misteriosa calavera de cristal que guarda relación con un fabulosa ciudad perdida en la selva peruana. En esta nueva aventura acompañarán a Indiana Jones un avispado motorista (Shia LaBeouf) y el sabio y enloquecido profesor Oxley (John Hurt).

La similitud temática con Indiana Jones y el templo maldito es evidente. Como en aquella ocasión hay un momento en que la narración se hace algo farragosa por tener que contar demasiadas cosas. Estos defectos eran evitados en la primera y en la tercera parte al centrarse en referentes judeocristianos (el arca de la alianza y el Santo Grial) mucho más conocidos (y en mi opinión mucho más interesantes narrativamente).

Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal
Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal

Contando con esta limitación (que al parecer generó muchas dudas en Lucas y Spielberg sobre si habían acertado con el macguffin), la película supera esa pequeña pérdida de interés a mitad de metraje con una persecución memorable en la selva peruana (20 minutos prodigiosos, perfectamente comparables a cualquiera de los mejores momentos de acción de la trilogía precedente).

Quizás se le pueda acusar a Koepp de lo de siempre, de ser un escritor eficaz donde los haya pero algo distante (me gustaría saber que hubiese hecho un escritor más atrevido y con más personalidad como Shyamalan). Aún así, hay que reconocer que Koepp ha sabido incorporar numerosos toques de humor (que no son precisamente el punto fuerte de este escritor) y un sinfín de detalles autoreferenciales (brillantes en su mayoría, como la primera y última aparición del mítico sombrero de Indiana Jones).

Ficha Técnica

  • País: EE.UU. (Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull, 2008)
  • Janusz Kaminski
  • Michael Kahn
  • John Williams
  • Universal
  • 124 minutos
  • Todos