Insomnio

Insomnio supone la vuelta de Christopher Nolan (Memento), en un filme de 46 millones de dólares en el que se adentra en los vericuetos tenebrosos del alma humana

Insomnia, de Christopher Nolan
Insomnia, de Christopher Nolan

 

Nessum dorma

A una ciudad de Alaska, en la época del sol de medianoche, llegan dos policías para investigar el asesinato de una joven. Un terrible accidente hará que el detective Dormer (Al Pacino) pierda el rumbo y se adentre en una espiral de remordimientos y falta de sueño. El insomnio se convertirá en el protagonista indiscutible de todas sus acciones. Pero… ¿y si hubiera algo más?

Insomnio supone la vuelta de Christopher Nolan (Memento), en un filme de 46 millones de dólares en el que se adentra en los vericuetos tenebrosos del alma humana e intenta desentrañar lo quebradiza que puede llegar a ser la voluntad. Pacino encarna la figura del hombre cansado, de vuelta de todo, que apenas consigue mantener el equilibrio sobre la delgada línea que separa el bien del mal. El duelo interpretativo de casi dos horas entre PacinoWilliams queda deslucido por las carencias de un guión excesivamente previsible en el que se echan en falta sustancia argumental, agilidad y ritmo; aunque puedan resultar comprensibles los circunloquios, si se considera la complejidad psicológica del dichoso insomnio.

La planificación de Nolan mima a los personajes e intensifica la gran belleza de la fotografía que se recrea en el paisaje de Alaska y de la canadiense Columbia Británica, un fascinante juego entre la vigilia luminosa y el oscuro mundo de los sueños. Al final, en el aire una pregunta sin respuesta, una pesadilla recurrente: ¿El fin justifica los medios? Pues, mire usted, no.


Insomnio (Imsomnia)

Dirección: Christopher Nolan Guión: Hillary SeitzFotografía: Wally Pfister Montaje: Dody Dorn Música: David Julyan Intérpretes: Al Pacino, Robin Williams, Hilary Swank, Martin Donovan

EE.UU. (Insomnia), 2002. Estreno en España: 11.10.2002