Joe: Decadencia americana

Joe Ransom (Nicolas Cage) es un ex-delincuente de Texas que malvive en un trabajo de explotación que aborrece. Su vida consiste en ir del burdel a emborracharse a su casa. Un día conoce a Gary (Tye Sheridan), un joven de 15 años que necesita trabajar para mantener a su familia. Joe ve en él la oportunidad de ayudar a alguien en esta vida.

No esperaba una obra de arte del director de El canguro, Caballeros, princesas y otras bestias Superfumados. Pero hay que reconocer que en esta película ha intentado tomarse en serio una historia y dirigir con acierto a Nicholas Cage y Tye Sheridan (un joven actor prodigioso que ya había mostrado su talento en El árbol de la vida y Mud). El problema es que no hay mucho más que destacar de Joe. La trama resulta repetitiva y tediosa en su desarrollo. La decadencia no tiene límites en casas de chatarra y personajes que deambulan con cara de zombi.

El trabajo de los compositores McIwain y Wingo da una cierta personalidad al relato y la fotografía logra transmitir desde el comienzo una atmósfera asfixiante. Es una lástima que sólo haya dos grandes escenas, el principio y el final, que elevan el nivel de la película. El resto no acaba de funcionar salvo cuando Tye Sheridan entra en escena, un actor que llena la pantalla y consigue transmitir una complicidad con el espectador arrolladora.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Tim Orr 
  • Montaje: Colin Patton 
  • Música: Jeff McIwain, David Wingo 
  • PaísEstados Unidos, 2013
  • Duración: 115 minutos 
  • Distribuidora: Vértice
  • Público adecuado: +18 (XD)
  • Estreno en España: 19.9.2014
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año