Inicio Críticas películas Jurassic World: El reino caído

Jurassic World: El reino caído

Crítica de la película

Bayona dirige la última entrega de esta saga, de la que cabe decir que es de lo mejor de la franquicia. Técnicamente está al nivel de las anteriores, y su historia no es un simple más de lo mismo

660
0
Compartir
portada
Jurassic World: El reino caído

· Jurassic World: El reino caído entronca con el primer Parque Jurásico, habla de la isla Nublar, aparece el mismo Ian Malcolm -el matemático pesimista- y vemos al propio Hammond -su retrato- en la inmensa mansión de otro millonario.

Volver a los orígenes

La isla Nublar, en la que Hammond construyó el primer Parque Jurásico, está en peligro. Su volcán ha entrado en erupción y los dinosaurios que allí viven podrían desaparecer. Claire Dearing, que fue gerente de Jurassic World (en la última entrega de esta saga) se ha convertido en activista e intenta que las autoridades ayuden a conservar los dinosaurios. Entonces un millonario, socio del difunto Hammond, se pone en contacto con ella y le propone un viaje a Nublar para salvar el mayor número posible de animales. Le acompañará Owen Grady, su antiguo novio, que adiestraba velociraptors en Jurassic World.

Juan Antonio Bayona (Un monstruo viene a verme, Lo imposible) dirige la última entrega de esta saga, de la que cabe decir que es de lo mejor de la franquicia. Técnicamente está al nivel de las anteriores, y su historia no es un simple más de lo mismo, como fueron las anteriores secuelas: el guion entronca con el primer Parque Jurásico, habla de la isla Nublar, aparece el mismo Ian Malcolm -el matemático pesimista- y vemos al propio Hammond -su retrato- en la inmensa mansión de otro millonario. Los planteamientos de fondo son similares: las posibilidades de la ciencia y los límites que debe tener; la responsabilidad del hombre. Pero luego lleva la historia por senderos nuevos al introducir a una niña, la nieta del millonario, que tiene algo que aportar a esta saga; y una divertida y un poco siniestra subasta que maneja Toby Jones.

Técnicamente no se distingue de las anteriores. Bayona es discípulo de Spielberg y sabe crear suspense y hacer tomas espectaculares; ha contado con algunos de su equipo habitual como Bernat Vilaplana y Óscar Faura, y se ha llevado al plató una vez más a Geraldine Chaplin.

Reseña Panorama
s
Compartir
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.