Kung Fu Panda 3: Ahora con papi

· La historia de Kung Fu Panda 3 es casi idéntica a las anteriores, no en vano trabaja, casi al completo, el mismo equipo.

La nueva entrega de las aventuras de Po y sus amigos comienza con una sorpresa, un oso panda llega al pueblo buscando a su hijo, por fin Po encuentra a su padre biológico y descubre que no está solo en el mundo, hay otros como él. La noticia no agrada a Ping, su padre adoptivo. En medio de estas banalidades, un supervillano amenaza al mundo y solo podrá acabar con él el guerrero del dragón que, naturalmente, se ve incapaz de hacerlo.

La historia de Kung Fu Panda 3 es casi idéntica a las anteriores, no en vano trabaja, casi al completo, el mismo equipo. Es más de lo mismo, con algunas interesantes pequeñas variaciones: con el paso del tiempo la animación y la integración de las secuencias 2D y 3D siguen mejorando; por otra parte esta entrega es una coproducción con China, y se puede apreciar un enorme respeto a las tradiciones de ese país y alguna alusión a sus hitos en animación como Alboroto en el cielo (1964). Al mismo tiempo, repite tópicas recetas de sabiduría oriental y satura con tanto yin y yang.

Lo más entretenido, al final, son los personajes y los gags que provocan las situaciones: Po entre el señor Ping, su padre adoptivo, y el señor Li, su padre biológico; la tigresa y la bebé panda, Shifu y Po… Dreamworks tiene un banco de personajes encantador que explota a placer, pero no cabe duda de que esta cinta explota a Po al máximo y no aporta nada nuevo.

Ficha Técnica

  • Montaje: Clare De Chenu
  • Música: Hans Zimmer
  • Duración: 95 m.
  • Público adecuado: Todos
  • Distribuidora: Fox
  • EE.UU., China, 2016
  • Estreno: 11.3.2016
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete
Reseña
w
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.