Stars Wars, Episodio I: nuestros críticos opinan

La amenaza fantasma ha sido recibida por la crítica con división de opiniones, al más puro estilo taurino. Si nadie le ha negado la vistosidad del despliegue técnico y de la puesta en escena, muchos, tanto en Europa como en EEUU, le han achacado la debilidad de su historia y la superficialidad de sus personajes. Personalmente, he disfrutado como pocas veces viendo una película. Disfrutado sin más, dejándome llevar por mundos exóticos en galaxias muy, muy lejanas… En cuanto a la historia, un amigo con mucho sentido común me dijo que en la película se trataba sólo de presentar a los personajes de la nueva saga. Cierto, para valorar La amenaza fantasma hay que situarla en su contexto: es un capítulo de una larga saga determinado además por los capítulos que ya se han contado. Lo mejor en este sentido parece que está por llegar. Yoda anticipa un futuro tenebroso para Skywalker. ¿Cómo puede caer un ser tan virtuoso -todo parece indicar que es El Elegido- en el lado más oscuro de la Fuerza? El miedo, dice Yoda, es muy fuerte en él. El miedo por su madre. Pero esto ya pertenece al siguiente capítulo. Que espero con ansiedad.

Ángel Peña

Una carta de Yoda

Y digo yo: ¿qué más de Star Wars. Episodio I. La amenaza fantasma decir ya se puede?, desde sus contras más triviales hasta los espectaculares pros. Una feliz idea Lucas hace veintitantos años tuvo… y está desarrollándola hasta sus últimas consecuencias… pero… de ese chico barbiluengo estamos siguiendo con mucho interés su progreso. En un momento en los que buscaba producción para su primer episodio cuarto, se decidía entre hacerlo o no hacerlo, para él no había intento. Todos sabemos lo que ocurrió. Pero en las nuevas trilógicas andanzas de la saga estelar el miedo a no ser de nuevo esa gran Guerra de las Galaxias se observa, a no estar a la altura de Harrison Ford y su rebelde compañía… Y todos conocemos que ello le puede llevar a la ira (ensañarse con la crítica, por ejemplo). Cuando la ira se convierte en algo continuo le lleva directamente al odio (no querer dirigir más) y finalmente el odio lleva al sufrimiento: ver el producto de su miedo. Deseamos que se dé una vuelta por Dagobah y lo reflexione.

Carlos Escaño González

 

Un gran espectáculo visual

Me toca romper una espada jedi a favor de Lucas y su Amenaza fantasma y lo hago con mucho gusto. Gran parte de la mala prensa que se ha creado en torno a este capítulo I de la nueva trilogía es exagerada. Se debe a que se espera mucho de un productor y director como Lucas y no es menos cierto que el listón de esta saga galáctica está muy alto: es difícil superar la calidad de la trilogía de La Guerra de las Galaxias.

Esta película, con su reino de Naboo y la princesa Amidala -bien por Natalie-, ha sido la gran sensación del verano y sólo la gran expectación que ha generado es digna de admiración. ¿Qué películas en el mundo han despertado tanto interés? ¿Cuántas han producido tantos kilos de papel y provocado tal avalancha de información en internet?

Es verdad que se echa de menos un guión más elaborado, más sorpresas y más emoción aventurera, pero todo esto no quita lo admirable que es todo el universo visual que nos presenta la película. Desde que vimos el Tiranosaurus Rex y sus hermanos dinos -¡qué maravilla!- pasearse por el Parque Jurásico, no hemos contemplado nada igual. Así, estética y visualmente la película es atractiva, llena de encanto, con un magnífico espectáculo de mundos, de naves, de ciudades planetarias, de muñecos orejones y ET’s varios. Y verdaderamente la ciudad submarina o los androides de la Federación no se hubieran podido hacer sin los avances digitales. Pero claro, para la prensa las comparaciones son inevitables y mientras tanto millones de espectadores y fans galácticos visionan una y otra vez esta nueva versión de la Guerra de las Galaxias en espera de los nuevos episodios.

Juan Pedro Delgado

Ficha Técnica