La boda del Monzón: Historias llenas de colorido

Hacía tiempo que no se veían unos títulos de crédito de tanto colorido; y en este caso las apariencias no engañan: Monsoon wedding es un filme lleno de colorido, desde diferentes puntos de vista. En la India, el blanco es el color del luto; por mucho que lo exija la moda occidental, las telas blancas que recubren la carpa donde se va a celebrar la boda han de sustituirse por unas de colores, como manda la tradición; y así entramos de lleno en uno de los temas de La boda del Monzón: las tensiones entre el mundo tradicional de la antigua India multilingüe y la occidentalización de lengua inglesa, presente en todo el filme, aunque en ocasiones parezca un poco artificial, como en el debate televisivo entre patriotas culturales y fans del Occidente. También las diferentes historias que narra la película están llenas de colorido.

En La boda del Monzón se entretejen o corren paralelas varias narraciones; la principal trata de Lalit Verma y su mujer Pimmi, a quienes la boda concertada -que sigue siendo típica en India- de su hija les lleva al borde de un ataque de nervios… y de la quiebra. Las diversas historias comienzan a correr conforme van llegando a Nueva Delhi los parientes repartidos por todo el globo terráqueo. También el novio vive fuera, pues trabaja como ingeniero en Houston (Texas); vuelve a la patria para conocer a la novia. Solo que ésta obedece a regañadientes, pues en realidad está enamorada de un presentador de televisión. ¿Podrá convertirse la boda concertada en una boda de amor?

Para una familia de la clase media superior –Lalit juega al golf en las afueras y envía a recoger a los parientes un automóvil con aire acondicionado-, los preparativos de la boda exigen la ayuda de un organizador profesional. Así contrata a P.K. Dubey y su equipo. Este joven, hábil en los negocios y de desarrollada retórica, representa la clase media en alza, con un teléfono móvil sonando constantemente y la agenda con calculadora como símbolos de status. P.K. ha organizado muchas bodas, pero la suya todavía no; parece que todavía no ha encontrado a su «media naranja», hasta que en la casa de los Verma conoce a la amable Alice, la empleada del hogar…

Declaración de amor a Nueva Delhi

Con La boda del Monzón, Mira Nair -cuyo primer filme Salaam Bombay fue nominado para el Oscar en 1988- rinde homenaje al cine de «Bollywood», con su música y danza vivacísimos. Este filme, lleno de un humor vital, sobre todo en la figura de P.K. Dubey y sus muchachos, que parecen salidos de una película de slapstick del Hollywood más clásico, es también una declaración de amor de Mira Nair, quien reside actualmente en Nueva York, a la metrópoli de Nueva Delhi y sus habitantes. Monsoon wedding ganó el León de Oro en la Biennale 2001 de Venecia, y fue nominada para el Globo de Oro de 2002.

Ficha Técnica

  • Música: Michael Danna 
  • Fotografía: Declan Quinn
  • País: India
  • Año: 2001
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
José M. García Pelegrín
Doctor en Filosofía y Letras, con especialidad de Historia por la Universidad de Colonia. Crítico de cine y escritor.