Inicio Críticas películas La caja de Pandora

La caja de Pandora

Cuarta película de la turca Yesim Ustaoglu, un bello y duro relato sobre las consecuencias de la enfermedad en una anciana y en su familia

- Anuncio -

Dirección: Yesim Ustaoglu Guión: Y. Ustaoglu, Selma Kaygusuz Fotografía: Jacques Besse Montaje: Franck Nakache Música: Jean-Pierre Mas Intérpretes: Onur Ünsal, Derya Alabora, Tsilla Chelton, Övül Avkiran, Osman Sonant, Tayfun Bademsoy Duración: 112 m. todos los públicos Distribuidora: Karma Film

Turquía, Francia, Alemania, Bélgica (Pandora’nin Kutusu), 2008. Estreno: 12.6.2009

La ganadora en San Sebastián

Tres hermanos, ya asentados en la vi­da, reciben la noticia de la desaparición de su madre, que vivía sola en una aldea de montaña en la costa del Mar Negro. Y los tres salen en su búsqueda.

La realizadora turca Yesim Ustaoglu (49 años) presenta su cuarto largometraje, una emotiva y dura película, muy bien dirigida. Fiel a su línea de cine muy personal en el que también aborda cuestiones sociales, nos plantea nuevamente un viaje, como ya hiciera en sus películas premiadas El viaje al sol (Premio Ángel Azul a la mejor película europea en Ber­lín y Espiga de Oro en Valladolid, 1999) o Esperando a las nubes (Premio Sun­dance NHK al mejor guión europeo, 2004). Un viaje sobre todo interior, que sirve a los personajes para descubrir cosas de sí mismos.

Estamos fundamentalmente ante una pe­lícula de personajes. Personajes que sufren, que tienen problemas entre ellos, que evolucionan. Muy tierno y cómplice es el trato que se establece entre la abue­la, fuerte, dura, que no se adapta a vi­vir fuera de su pueblo, y su nieto, que empatiza perfectamente con ella a pesar de la diferencia generacional. Esta relación proporciona los momentos más sabrosos del filme (estupendos Tsilla Chel­ton y Onur Ünsal).

Pero esta historia de tres generaciones que se cruzan también propicia una serie de reflexiones sobre el paso del tiempo y la ancianidad, sobre la enfermedad (en es­te caso el alzheimer, quizá tocado con ex­­ceso de poesía), o el sentido de las pro­pias raíces.

Una película con un guión sencillo, amar­ga aunque con matices de esperanza, que bebe de la experiencia vital de la guionista-realizadora. Hay una estupenda fotografía y unas buenas interpretaciones. Merecidas Concha de Oro en el pa­sado Festival de San Sebastián 2008 y la Concha de Plata ex-aequo para la actriz principal, Tsilla Chelton.

Sofía López

Sofía López
Sofía López
Profesora universitaria de Cine Español y Estética Musical. Directora Grado Comunicación en Centro Universitario Villanueva