· Hay que agradecerle a La chica danesa que -a pesar de su carácter hagiográfico y reivindicativo- no dulcifique una historia que es todo menos dulce.

Cambio de vida

El director británico Tom Hooper (El discurso del rey, Los miserables) vuelve a demostrar que se mueve bien en un entorno de clasicismo y que tiene un impecable gusto visual. Esta es una película muy bella visualmente, hay escenas magníficamente cuidadas, auténticos cuadros.

La historia -que parece que se ciñe bastante a la biografía real de Einer Wegener (o Lili Elbe), un pintor danés que fue la primera persona en someterse a un cambio de sexo- es absolutamente desgarradora pero está tratada con bastante frialdad, quizás por esto del clasicismo. Esta frialdad, y la manera esquemática en la que se cuenta la evolución del protagonista, hace que la película se quede en un terreno gris y que resulte difícil empatizar con unos personajes que, sobre el papel, tienen todas las cartas a favor de esta empatía. Al mismo tiempo, hay que agradecerle a La chica danesa que -a pesar de su carácter hagiográfico y reivindicativo- no dulcifique una historia que es todo menos dulce.

Además del envoltorio visual, la cinta cuenta con unas interpretaciones sobresalientes: Eddie Redmayne está muy convincente como mujer, tanto que va a resultar difícil volver a verle interpretar a un hombre y Alicia Vikander está impecable. Los dos optan al Oscar. La película cuenta con otras dos nominaciones: mejor diseño de vestuario (el español Paco Delgado), y mejor diseño de producción.

Ficha Técnica

  • Dirección: Tom Hooper
  • Guion: Lucinda Coxon
  • Fotografía: Danny Cohen
  • Montaje: Melanie Oliver
  • Música: Alexandre Desplat
  • Intérpretes: Eddie Redmayne, Alicia Vikander, Amber Heard, Ben Whishaw, Matthias Schoenaerts, Victoria Emslie, Adrian Schiller, Richard Dixon
  • Duración: 120 min.
  • Público adecuado: +18 años (X)
  • Distribuidora: Universal
  • EE.UU. , Gran Bretaña , Alemania (The Danish Girl), 2015
  • Estreno en España: 15.1.2016