La cocinera del presidente: El secreto está en la salsa

La cocinera del presidente| Sencillo y agradable biopic francés inspirado en la vida de Danielle Delpeuch, la cocinera de la residencia de Mitterrand. 

«Teníamos un personaje», sentencia Etienne Comar, guionista y productor de esta agradable cinta francesa que recrea, en forma de ficción, la historia de Danielle Delpeuch, una mujer de campo con un innegable talento para la gastronomía que llegó a ser cocinera privada del presidente Mitterrand.

A partir del personaje, Comar -que venía de haber coescrito con Xavier Beauvois el maravilloso guión de De dioses y hombres– aliña con gusto una historia sencilla: la de una mujer enamorada de su trabajo en un hábitat extraño como es el de la política.

No hay excesivo argumento, pero hay que reconocer que la película se ve con agrado. Por una parte, por lo ajustado del reparto: Catherine Frot (Odette, una historia de la felicidad) está absolutamente convincente y el escritor Jean D’Ormesson, que aceptó el papel después de que fallara el actor que iba a interpretar a Mitterrand, demuestra que con físico y disciplina uno puede convertirse en un secundario más que correcto.

Pero sobre todo brilla en La cocinera del presidente su exquisito trabajo de producción y puesta en escena. Christian Vincent consiguió permiso para rodar en las propias cocinas del Eliseo (aprovechando que Sarkozy estaba en una cumbre del G20) y contó como asesores con dos importantes chefs y la directora de la sección de cocina de la revista Elle: «Quería -señala Vincent– que los platos no solo resultaran atractivos sino que fueran comestibles». Este esfuerzo de guarnición se agradece y demuestra que en el cine, como en la cocina, el cuidado de los detalles puede volver sabroso algo que, en principio, podría resultar pobre e insípido.

Web oficial de la película

Ficha Técnica

  •  Laurent Dailland
  • Montaje: Monica Coleman
  • Música: Gabriel Yared
  • 95 minutos
  • Mayores de 12 años (D)
  • Estreno: 22/3/2013.

Francia (Les saveurs du palais). 2012.