La cosa (The Thing): Malditos efectos digitales

Imagino que el principal atractivo de esta película es ser una puesta al día de un clásico de cine de terror de John Carpenter. Por algo en Hollywood se dedican a hacer secuelas y homenajes en fechas señaladas: aniversarios de Viernes 13, Pesadilla en Elm Street y tantas otras más o menos olvidadas. El cine de Carpenter ha conocido varias puestas al día, no recuerdo que ninguna tuviera éxito.

Lo más curioso del caso presente es que la película de Carpenter también es un remake. Nada menos que la única incursión del maestro Howard Hawks en el cine de terror y ciencia ficción, y su Enigma de otro mundo, sin ser su mejor cinta, no deja de ser una interesante película de aventuras. Carpenter declaró en una entrevista que la película de Hawks le había gustado mucho,  y que como esa obra se había tomado muchas libertades respecto del relato original, tenían un margen de libertad para rodar. Y, en efecto, el tratamiento psicológico de los personajes, el pesimismo, el terror puro y los efectos especiales para tratar al monstruo son muy personales.

El nuevo remake es lamentable. La historia no varía, el año tampoco: la historia aparece fechada en 1982 (año de la película de Carpenter); en una base de la Antártida científicos noruegos encuentran una criatura en el hielo. Con el deshielo la criatura despierta y… el horror. Sustos tópicos, escenas previsibles, copias serviles de tomas de Carpenter, a menudo peor rodadas, y también secuencias nuevas completamente absurdas. El nuevo equipo cree que por incorporar efectos digitales mejoran la producción, y es un burdo error.

El colmo viene cuando los guionistas se toman una licencia y pretenden que no se trata de un remake, sino de una precuela. Y, sin embargo, el nuevo equipo ha procurado calcar la cinta anterior -sin gracia, con menos suspense, sin alma- y han hecho un estropicio con unos efectos especiales que alcanzan lo ridículo. Carpenter consiguió lo mejor que había con los medios que había. El nuevo equipo ha utilizado los ordenadores para copiar un monigote de 1980, sencillamente esperpéntico.

▲ ????

▼ La escena final en la nave es, sencillamente, patética.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Michel Abramowicz
  • Montaje: Julian Clarke, Jono Griffith
  • Música: Marco Beltrami
  • País: Estados Unidos
  • Duración: 105 min.
  • Público adecuado: +16 años (violencia)
  • Distribuidora: Universal
  • Estreno en España: 21/10/2011
Reseña Panorama
s
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.