· Crítica La divina misericordia | Estreno 25 de septiembre de 2020.
· Película diseñada para hacer reflexionar, y además para un público que tiene un mínimo de conocimientos sobre los hechos relatados y de la religión católica, sea o no practicante.

La divina misericordia: Jesús, confío en ti

Arranca la película con una lectura y dramatización del libro del Génesis, con imágenes inspiradas en El árbol de la vida, de Malick, y recuerda que aunque el hombre hizo el mal, Dios envió a su Hijo a morir por él. Luego engancha con casi dos mil años después, Dios eligió a una joven polaca para recordar a la humanidad su amor y misericordia. Alternan momentos esenciales de la vida de Santa Faustina con testimonios y aclaraciones de diversas personas que conocen bien su vida. Se centra Michal Kondrat, director y guionista, en la elaboración del cuadro con la frase «¡Jesús, confío en ti!», en la creación de la congregación y en la de la fiesta de la divina misericordia, tareas de las que se encargó a su muerte su confesor y continuador, el padre Sopocko.

La divina misericordia es un «docu-drama», un documental que comprende una reconstrucción de hechos con actores, sobre el origen y expansión de la devoción de la divina misericordia; y una exposición sobre lo que ésta es. No es pues un «biopic» sobre Faustina Kowalska, aunque ésta tenga un importante protagonismo en esta película. Tanto el guion como cada uno de los testimonios están centrados en la misericordia divina, en la necesidad que los hombres tienen de ella, y en esta devoción cuya iniciativa viene de Dios mismo.

La divina misericordia es una película diseñada para hacer reflexionar, y además para un público que tiene un mínimo de conocimientos sobre los hechos relatados y de la religión católica, sea o no practicante. La historia avanza a gran velocidad y exige atención; es indudablemente atractiva y contiene información nueva y sorprendente incluso para los «iniciados»: por ejemplo cómo y por qué se transmitió esta devoción primeramente en Estados Unidos, la historia del pintor del primer cuadro y cómo éste desapareció y fue recuperado, el hallazgo de unos manuscritos del padre Sopocko y otros muchos detalles poco conocidos fuera de Polonia.

En definitiva, un buen documental de cine religioso, una película que no pierde de vista su objetivo en ningún momento y que contiene mucha información interesante; pero no es una película fácil.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Jan Sobierajski, Mateusz Pastewka
  • Montaje: Jan Sobierajski, Pawel Witecki
  • Música: Szymon Kusior
  • Duración: 104 min.
  • Público adecuado: +16 años
  • Distribuidora: European Dreams Factory
  • Polonia (Milosc i milosierdzie, 2019)
  • Estreno: 25.9.2020
Reseña Panorama
s
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.