La duquesa: Miserias de la Corte

La duquesa es una adaptación de la biografía de Georgiana Spencer, duquesa de Devonshire y antepasada lejana de Lady Di, escrita por Amanda Fo­re­man. En resumen, lo que cuenta la película, ambientada en la rígida Inglaterra del siglo XVIII, es el penoso matrimonio de Georgiana con el duque, un desalmado egoísta preocupado únicamente por tener un heredero legítimo, mientras mantenía abiertamente un menage a trois con la mejor amiga de su mujer.

Cine de época muy convencional, tanto en la ambientación y el vestuario -mil veces visto a pesar del Oscar que acaba de conseguir- como en la historia, que no aporta nada al género. La película tiene ritmo y las interpretaciones de Fiennes y Knightley son correctas, pero el dibujo de sus personajes es excesivamente simplista y maniqueo. No hay apenas evolución en una cinta que, si hay algo que subraya, es lo mal que vivían -a pesar de sedas, lujos y oropeles- muchas mujeres nobles en el siglo XVIII.

Sinopsis

Inglaterra, siglo XVIII. Hermosa y adorada por el pueblo, Georgiana (Knightley) fue la mujer más fascinante de su época. Casada muy joven con uno de los hombres más ricos de Inglaterra, el Duque de Devonshire (Fiennes), fue confidente de ministros y mantuvo excelentes relaciones con la Casa Real. Llegó a ser también un icono de la moda. Sin embargo, fracasó estrepitosamente en su búsqueda desesperada del amor: desde el apasionado pero fatídico romance con Earl Gray hasta el complicado triángulo amoroso con su marido y su mejor amiga Lady Bless Foster (Atwell).

Ficha Técnica

  • País: Reino Unido/EE.UU./Francia/Italia (The duchess, 2008)
  • Fotografía: Gyula Pados
  • Montaje: Masahiro Hiracubo
  • Música: Rachel Portman
  • Duración: 110 m. Adultos
  • Distribuidora: Vértigo
  • Estreno: 3.IV.2009