La familia Bélier

El gusto por la cutrez del director y los guionistas devalúa una historia que podría haber sido simpática y amable

La familia Bélier: La adolescente cantarina y la granja en plena berrea

Una granja silenciosa. Un matrimonio de sordomudos, con un hijo sordomudo de 14 años. Y otra hija, Paula, de 16, que les ayuda a relacionarse con el mundo. Esta es la familia Bélier. En el colegio se ofrece a los alumnos participar en un coro escolar y Paula que siempre ha sido amante de la música…

El planteamiento de Eric Lartigau es simpático, la actriz (ganadora de una Operación Triunfitos francesa) es graciosa y dulce y canta bien, pero el guión es cutre y zafio. Tanto que no solo logra que la película sea claramente para adultos, sino que consigue que algunos adultos que la hemos visto sintamos rechazo por esa estúpida, paleta y grosera apelación -intermitente pero terca- a la sal gorda, a unos personajes con una enfermiza obsesión sexual que termina resultando agotadora.

Sorprendentemente, La familia Bélier fue nominada a mejor comedia en los Premios del Cine Europeo de 2015, además de recibir nada menos que 6 candidaturas (entre ellas a mejor actriz revelación para Louane Emera) en los Premios César. Ver para creer.

 


Dirección: Eric Lartigau Guión: Victoria Bedos, Thomas Bidegain, Eric Lartigau Fotografía: Romain Winding Montaje: Jennifer Auge Música: Evgueni Galperine, Sacha Galperine Intérpretes: Louane Emera, Karin Viard, François Damiens, Roxane Duran, Mar Sodupe, Eric Elmosnino Duración: 100 min. Distribuidora: Vértigo Público adecuado: + 18 años (SD+)

La famille Bélier. Bélgica-Francia, 2014. Estreno en España: 24.04.2015

Reseña Panorama
s
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor