La ganadora: La vida es concursar

La ganadora | En el año 2001, con el título de «The prize winner of Defiance, Ohio», se publicaba la biografía de Evelyn Ryan, una mujer americana nacida en 1913 que sacó adelante a una numerosa familia ayudándose fundamentalmente de los premios que ganó en los famosos concursos televisivos de los años 50. Terry Ryan, sexto hijo de Evelyn y autor de la biografía The prize winner of Defiance, Ohio: How my mother raised 10 kids on 25 words or less, cuenta cómo su madre afrontó las duras circunstancias de su matrimonio -su marido era alcohólico- con optimismo, un gran cariño a sus hijos, una honda y sencilla religiosidad y un innato talento para la escritura: «Solía­mos decir: ‘Mamá, podrías haber sido una Dorothy Parker, podrías haber sido escritora en Madison Avenue, podrías haber tenido tu propia columna en el Chicago Tribune», recuerda Terry Ryan. Y ella decía: «¿Y a cuál de vosotros, chicos, tendría que abandonar para hacer eso?».

Jane Anderson ha sido la encargada de adaptar y llevar a la pantalla la biografía de Ryan, que produce entre otros Robert Ze­me­ckis (y que iba a ser en un principio el director de la película). Anderson tiene en su haber un par de correctos guiones de comedias románticas (Te puede pasar a ti y Don­de reside el amor) y una buena e irregular colección de películas dramáticas para TV. En este caso Jane Anderson parece no haber acabado de encontrar el tono de la pe­lícula, que se ha quedado en un proyecto atractivo -porque el personaje de Evelyn Ryan lo es-, pero fallido.

La ganadora arranca rápido y plantea inmediatamente el conflicto, con la propia protagonista hablando a cámara: 10 hijos, un marido desmoralizado, ni un duro… y una madre coraje que, a base de rimas, consigue planchas, neveras, tostadoras, carros de comida o botas de agua. En cinco minutos sabemos casi todo y, a partir de ese momento, la historia se convierte en una sucesión de episodios que igual podrían ir al principio que al final. Los personajes apenas evolucionan y como falta desarrollo -las motivaciones, los problemas, las crisis, se explican de un brochazo-, acaban convirtiéndose en modelos de cartón piedra. Ni siquiera la innegable capacidad de Julianne Moore y el esfuerzo de Woody Harrelson consiguen hacer creíble una historia que, para colmo, es cierta. Por otra parte, como parece que Anderson nota que a ratos la película se le va de las manos, acentúa en exceso algunos pasajes dramáticos que casan mal con el pretendido tono ligero de la película.

Se dice que hay libros que llevan a la película, en otras ocasiones también ocurre al revés, y este es el ca­so: una película modesta que anima a descubrir lo que parece una sugerente biografía.

Ficha Técnica

  • País: EE.UU. (The Prize Winner of Defiance Ohio, 2005)
  • Fotografía: Jonathan Freeman
  • Montaje: Robert Dalva
  • Música: John Frizzell
  • Duración: 99 m. Jóvenes
  • Distribuidora: Sony
  • Estreno: 1.VI.2007