La gran boda: Una plaga, casi como las de superhéroes. Bueno, peor

La gran boda | Del subgénero bodas y verdades del barquero, una de las peores: muy meritorio. 

Con ocasión de la boda de Alejandro, la familia –regularmente avenida- se reúne, y va provocando sobresaltos al mostrar sus trapos sucios. Elle y Don, padres adoptivos de Alejandro, se separaron hace diez años cuando Elle descubrió que Don la engañaba con su mejor amiga,…

El cartel publicitario muestra un reparto excelente, y en eso no miente, pero la película estaba condenada al fracaso antes de que se iniciara el rodaje.

De Niro, que lleva unos cuantos años chapoteando felizmente en trabajos mediocres (Los padres de él…) vuelve a hacer el mismo papel, sin mostrar el mínimo interés, pero como le da dinero…

Robin Williams repite el papel de un inverosímil y ridículo sacerdote católico (Hasta que el cura nos separe), con igual de (poco) éxito, como si el guionista director Justin Zackham se hubiera propuesto asegurar el fracaso de su comedia, o como si su propósito fuera –lo parece- ridiculizar a los creyentes.

Amanda Seyfried vuelve a mostrar esa habilidad para elegir malas películas; … y así el resto.

¿La historia? Una colección de anécdotas groseras pretendidamente graciosas pero que simplemente, en alguna ocasión, arrancan algo parecido a una sonrisa. Y nada más. Una pena.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Jonathan Brown
  • Música: Nathan Barr
  • Montaje: Jon Corn
  • Distribuidora: eOne
  • Duración: 90 min.
  • Público adecuado: +18 años (XD)
  • Estreno: 1/5/2013

EE.UU. (The big wedding). 2013. 

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
w
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.