La gran estafa

Dirección: Lasse Hallström Guión: William Wheeler Fotografía: Xavier Pérez Montaje: A. Mondshein Música: Carter Burwell Intérpretes: Richard Gere, Alfred Molina, Hope Davis, Marcia Gay Harden Duración: 115 m. Público adecuado: Jóvenes-adultos

EE.UU., 2007. Estreno en España: 28.9.2007

La historia de la falsa exclusiva de Howard Hugues

- Anuncio -

El director sueco Lasse Halls­tröm cambia de registro para adentrarse en uno de los géneros de moda, el biopic, y de paso vuelve a demostrar que se le da mejor contar historias sencillas que adentrarse en confusos discursos progre-esotéricos.

Como Spielberg en la infravalorada Atrápame si puedes (aquella en la que Leonardo Di Caprio interpretaba a un joven que se hacía pasar por médico, abogado y piloto de aerolíneas), Hallström aprovecha la confusa biografía de un timador para coger lo que le parece e inventar lo que le interesa (que tratándose de un estafador no se va a molestar demasiado). El protagonista de la historia es Clifford Irving, un escritor segundón con una carrera que no acaba de arrancar. Irving mantiene todas las facetas de su vida -desde su matrimonio a su profesión- en un débil equilibrio inestable y, además, se está haciendo irremisiblemente mayor. Así que decide inventarse una entrevista exclusiva con Howard Hugues, el ex­céntrico multimillonario que lleva ca­torce años sin hablar con la prensa. Una importante editorial muerde el anzuelo e Irving, apoyado por su mujer y su fiel amigo Dick Susskind, seguirá la estafa con utilizando todo tipo de recursos ilegales.

En la gran estafa el diseño de producción y la recreación de la Ámerica de Nixon son impecables. El guión no tiene grandes pretensiones, pero está bien construido y consigue que, a pesar de que la importancia de lo que se narra es muy relativa, la acción avance con fluidez y el relato mantenga la intriga.

Pero sin lugar a dudas, el fuerte de la cinta son unas interpretaciones magníficas. Richard Gere está perfecto en su papel de timador, Alfred Molina en el de fiel y simplón amigo, y Marcia Gay Garden como abnegada y original esposa. También les ayudan a lucirse una plantilla de secundarios de lujo, en­tre los que vuelve a destacar Stanley Tucci.