La granja: Tremenda, dura y descarnada

La granja | El título original Tannöd es el nombre del pueblo donde se cometió un espantoso crimen en los años cincuenta, la familia Danner al completo fue brutalmente asesinada. De ellos se decían muchas cosas, pocas buenas. Dos años después de la tragedia, de la que nadie ha querido hablar, la herida se reabre con la llegada de la joven Kathrin, familiar de una de las víctimas, y la gente habla y recuerda.

Bettina Oberli pone en escena con bastante acierto la primera novela de Andrea Maria Schenkel, una historia inquietante sobre el mundo rural encerrado en sí mismo, sus miserias materiales y espirituales, su mezquindad y sus instintos primarios. Ni el sacerdote,  autoritario, más interesado en el control que en el bien de su gente, sale bien librado.

La película es tremenda, dura y descarnada, interpretada con gran sobriedad por un elenco de actores desconocidos en su mayoría (Julia Jentsch es la protagonista de Sophie Scholl). La narración está construida a golpe de flash back: cada presentación de los trágicos hechos según la recuerda alguno de los protagonistas, alternada con la pequeña aventura de Kathrin en el pueblo. Al final sólo el espectador sabrá quién cometió el crimen.

Ficha Técnica

  • Stèphane Kuthy
  • Michael Schaerer, Antje Zynga
  • Johan Söderqvist
  • Paycom
  • 104 minutos
  • Mayores de 18 años (temática, violencia y sexo crudos)
  • Estreno: 28/9/2012

Alemania/ Suiza (Tannöd), 2009. 

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.