La isla de Nim

Una película entretenidísima que demuestra mucho ingenio y talento, que dura hora y media y se pasa volando

La isla de Nim: Walden Media, suma y sigue

Después de la segunda parte de «Las crónicas de Narnia», Walden Media ofrece otra entretenida y hábil película de aventuras.

Nim es una niña de 11 años que vive en una de las perdidas islas Fiji con la única compañía de su padre científico, Skipie (un león marino), Fred (un expresivo lagarto «barbudo») y Galileo (el pelícano mensajero). La idílica vida de Nim termina cuando su padre se pierde en una expedición, y la niña pide ayuda a Alex Rover, un héroe literario creado por la agorafóbica Alexandra Rover.

El cine familiar tiene una tendencia notable a regalarnos películas idiotas con la excusa de ser para gente menuda. Sin embargo, productoras como Pixar o Walden Media parecen empeñadas en demostrar que se puede llegar a todos los públicos respetando la inteligencia y el ingenio. La isla de Nim es un buen ejemplo de ello.

Aunque en España la escritora Wendy Orr es más bien desconocida, sus novelas juveniles tienen mucho éxito en el ámbito anglosajón. La historia que cuenta en La isla de Nim tiene algo que ver con su biografía: Wendy nació en Canadá y estudio en Londres donde conoció a un granjero australiano con el que se casó y se fue a vivir a Australia.

Para dirigir esta película Walden Media contrató al matrimonio que en 2005 obtuvo buenas críticas con Pequeño Manhattan: Jennifer Flackett y Mark Levin. Además optó por un casting de altura con una actriz de peso como Jodie Foster (que funciona estupendamente en este cómico papel) y una joven promesa que deslumbró en Pequeña Miss Sunshine. También se encargó la música al maestro Patrick Doyle y la fotografía a Stuart Dryburgh (candidato al Oscar por El Piano).

Este esfuerzo por fichar a grandes profesionales se nota en una película entretenidísima que demuestra mucho ingenio y talento. Una hora y media que se pasa volando gracias una producción generosa y a un guión que desarrolla de manera original la estructura dramática y en el que los personajes están bien cuidados (con excepción de los personajes de Alex Rover y el padre científico que son muy sositos y al que el anodino Gerald Butler no consigue darle interés narrativo). Además la película tiene ideas de fondo sobre el amor a la naturaleza, la aventura de pensar en los demás, etc. que están bien sugeridas y dan un mayor peso a la historia.


La isla de Nim

Jennifer Flackett, Mark Levin  J. Flackett, M. Levin, Paula Mazur, Joseph Kwong  Stuart Dryburgh  Stuart Levy  Patrick Doyle  Abigail Breslin, Jodie Foster, Gerard Butler  Universal  96 minutos  Todos