La librería

El cine de Isabel Coixet se caracteriza por hablar de personas, de personajes: Florence Green abre una librería en un pueblo en el que nadie lee, y lo hace por su amor a los libros, teniendo a muchas personas en su contra de manera explícita

La librería (Isabel Coixet, 2017)
La librería (Isabel Coixet, 2017)

La librería: Pasión literaria

Gran Bretaña, finales de los años 50: una mujer viuda –Florence Green, interpretada por Emily Mortimer– decide trasladarse a un pueblo costero y abrir una pe­queña librería en el edificio Old House. Para sacar adelante este sueño, encuentra continuas dificultades provocadas por la mujer más influyente del pueblo –Violet Gamart, interpretada por Patricia Clarkson– que tiene otros planes para ese edificio y juega todas sus cartas para impedírselo.

Cine de personajes

El cine de Isabel Coixet se caracteriza por hablar de personas, de personajes, y La librería no es una excepción. Florence Green tiene que enfrentarse a un pueblo aparente­men­te amable, pero hostil; y en cada una de las circunstancias vemos la respuesta de una mujer buena, pero firme en su decisión. La directora comentó en Días de Cine que al leer el libro de Penelope Fitzgerald en el que está basado el guion, se sintió identifi­ca­da con su protagonista. Es un canto «a pensar por uno mismo, a no dejarse arrastrar por lo que piensa todo el mundo».

Florence Green abre la librería en un pueblo en el que nadie lee, y lo hace por su amor a los libros, sin una motivación especial, teniendo a muchas personas en su contra de manera explícita (como Violet Gamart) o de manera en­cubierta (como la modista, el abogado o North, el productor de la BBC) pero tiene una gran determinación para llevar a cabo esa decisión.

Es una mujer buena, y la bondad es muy difícil de retratar; la maldad es más fotogénica y Emily Mortimer consigue ha­cer creíble e interesante la ingenuidad y bondad de su personaje. «Es una historia uni­versal, porque Florence, aunque ya no es una jovencita, nunca se ha expuesto al mun­do y lo tiene que hacer ahora. Y se enfrenta al dolor, a la confusión y a la dificultad de tener que hacer algo en la vida con todas las trabas que le supone ser mujer», y ade­más no tener las herramientas y los contactos que tiene su antagonista, que pertene­ce a la clase alta en un pueblo pequeño.

Aunque observamos determinación en la protagonista y vemos la evolución de este personaje, no ocurre lo mismo en la antagonista. Violet Gamart es una mujer obstinada en conseguir sus planes, pero no vemos evolución en el personaje a lo largo de la pelí­cu­la. Es una antagonista ligeramente estereotipada, con pocos matices, y esa es una de las razones por la que la película puede motivar distanciamiento en algunos especta­do­res. Tampoco en este caso vemos un personaje con motivaciones profundas, sino más bien el capricho de una mujer poderosa y con muchos contactos, que se opondrá al pro­pósito de Florence Green. Es la tercera vez que Clarkson trabaja con Coixet, lo hizo an­teriormente en Elegy y Aprendiendo a conducir, donde tuvo más oportunidad de hacer no­tar su valía interpretativa.

Otro personaje que colabora con la antagonista es Milo North, interpretado por James Lance. Tanto él como Gamart -y otros personajes del pueblo que dificultan a Florence que monte la librería- muestran una superficialidad que grita la banalidad del mal, por­­que no tienen motivaciones profundas, sino que se dejan llevar por la situación intentando sacar provecho de ella, pero sin alevosía. James Lance habla de su personaje co­­mo «fluido», que busca la debilidad de los demás para instalarse allí y sacar provecho de ellos. Es un personaje egoísta y narcisista, incapaz de compadecerse de lo que pueden ex­­perimentar los demás como consecuencia de sus acciones.

Son especialmente entrañables la relación que establece con su «empleada» Christine Gipping, interpretada por Honor Kneafsey; y la imposible y sutil historia de amor con Mr. Brundish, interpretado por Bill Nighy. Ambos personajes se sienten atraídos por la can­didez y el coraje de Florence Green y quieren acompañarla en su aventura. Los dos tra­tan de ayudar a la protagonista incluso con acciones un poco ingenuas.

La interactuación con ambos nos muestra nuevas dimensiones de la protagonista. Para Florence, Chris­tine es una niña lista a la que intenta acercar el gusto por los libros. Es con ella con la que empieza la cruzada para atraer a las gentes del pueblo hacia la lectura a pe­sar de que manifiestan desde el principio su distancia con los libros. En cambio, Mr. Brun­dish es un amante de los libros, tanto como Florence, y encuentran de alguna manera un alma gemela por su sensibilidad, su amor por los libros, y por su naturaleza so­litaria. Entre Florence y Mr. Brundish surge una sutil historia de amor imposible narrada con delicadeza por la directora.

Teresa Calvo

[…]

Cine Pensado 2017 El estudio crítico completo de esta película se encuentra en el libro Cine Pensado 2017, que puedes adquirir en este enlace:

Reseña Panorama
s
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor